Poesía-Narrativa-Ensayo-Agenda Cultural-Concursos Literarios-Talleres de la Ciudad-Entrevistas. Contáctanos a rosarioescribe@yahoo.com.ar

Proyecto Literario

Para publicar

Manual de Publicación

Radio Blog Club

Sindicación

Dejanos tu comentario


Contador de visitas

Eterno Homenaje

    HTML

Estadísticas

Alojado en
ZoomBlog

Encuesta

¿Cuál es el género literario que más te gusta escribir?
Narrativa
Poesía
Ensayo
Dramático o Teatro
Ver Resultados

MARCE NOMALUMBRE - Taller

La planta

Por Saty - 18 de Marzo, 2009, 11:02, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

"Lo único que les pido es que no me corten esas flores". Las dos se miraron y él convencido de que había sido un poco imperativo, agregó: "es que tienen su historia". Un tutor envuelto de verde y con un par de flores color rosa. Parecía poca cosa. No cambiaría nada si alguna arrancaba alguna, tal vez él ni se daría cuenta, pero ni siquiera lo intentaron. Se quedaron mirando la planta que subía recostada en la escalera, buscando descubrir en el cielo algo de esa historia.

Las macetas, una en cada escalón, también invitaban a subir con la mirada.

No aguantó más y preguntó: ¿Qué historia? ¿Romántica?

No…sentimental. Me la regaló un amigo, era de su madre, que ahora ya no está. Y como floreció, quiero regalárselas a él.

Las mujeres quedaron sin habla. No había palabras para tal demostración de afecto.

Y volvieron a mirar hacia arriba, hacia el cielo. Era lógico.

Como también era lógico el silencio, cualquier cosa hubiera sido una violación a los recuerdos.

Y entonces, no sé por qué, me acordé que nunca pude escribir nada de vos, ni siquiera lo intenté. No porque no hubiera nada por contar. Quizás, como una manera de guardarte para mí sola.

Tampoco nunca te llevo flores al cementerio. Y no porque no me acuerde, es que no tengo ganas. No me gusta eso de limpiar la jardinera, tirar los papeles en el cesto, colocar ordenadamente los claveles y sentarme a mirar el muro de granito gris.

Alguna vez lo hice. Me dejé llevar por el qué dirán de la gente del pueblo. Tuve temor que alguno pensara que no me importabas.

Recuerdo que era un día gris y lloviznaba. Compré un ramito a la entrada y empecé a andar por ese camino interminable, afortunadamente el viento secaba mis lágrimas, porque no había llevado pañuelo.

Después del rito de colocar las flores, me senté a mirar. Pero no sentí que estabas ahí. Te juro que lo intenté, pero no pude. Y no fui más.

A veces sí, miro tu foto. Limpio meticulosamente el portarretrato para que nada empañe tu sonrisa, le saco brillo al marco de plata, vuelvo a colocarlo junto a las otras fotos y me doy por satisfecha. Como si de esa forma lograra borrar la melancolía que me invade cada vez que pienso en vos.

Casi no te menciono tampoco. Aunque la gente te recuerda mucho.

Siempre que me encuentro con algún conocido tuyo y empieza a hablarme, yo hago como que lo escucho, para no pasar por maleducada, pero en realidad trato de pensar en otra cosa. Hasta que se despide con un "Qué gran persona que era" y yo respondo que sí como una autómata.

Me enferma. Y aunque hace rato que no estás, me sigue molestando.

Invaden con sus comentarios nuestra intimidad y eso no lo soporto.

Me hubiera gustado que alguien tuviera una planta tuya y que florecieras en ella cada primavera. Pero nunca regalé ninguna.

Será por eso que me cuesta escribir sobre vos. Será por eso, tal vez, que mis dedos no pueden apretar las teclas que debiera y solamente intentan deslizar una caricia sobre tu rostro en el portarretrato del comedor.

Permalink :: 11 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Eterno Conngo

Por Seldonito - 4 de Febrero, 2009, 18:46, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

Los sabios ojerosos admiten que la vida en el Conngo es la más excluyente de las repeticiones. Todo evento carece de originalidad, de modo que su suceder es mero reflejo de su sucedido. En el Conngo todo ya ha ocurrido, al menos, infinitas veces.
Algunos consideran que, allí, se concretizan eventos paralelos, conjurando su transparencia en breves latidos de sentido.
Conngoleños diversos han negado la redundancia de sus días, argumentando que nada de su experiencia les señala esta realidad.
Los conngolitos saben que mienten.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Rabietas

Por Seldonito - 4 de Febrero, 2009, 18:43, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

Hay noches que el Conngo se enoja y reclama soledad. Sus habitantes deben marchar, regresando al amanecer.
Es entonces que comprenden que ni se han ido ni han regresado; tanto como que ya no son ellos, si es que acaso lo fueron.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

A Rondelli y los banalizadores de genocidios.

Por Gabriel Bortnik - 30 de Enero, 2009, 10:22, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

El manual del buen antisemita requiere que se niegue siempre serlo. De modo que semitas también son los palestinos, árabes, etc. Por supuesto, nunca pensemos que el término se inventó para definir el odio al judío. Jamás imaginemos que la RAE lo define de ese modo. No! Somos antisionistas, que no es lo mismo! Es tan diferente como demonizar, de 192 paises, al único que es judío.
El manual precisa que es obligatorio diferenciar Israel del pueblo judío. Lástima que Israel es un Estado judío. Que mas del 90% de los judíos del mundo se identifican con él. Y ni nombrar que en esa Tierra del Fuego (en tamaño) vive la mitad de los judíos del mundo.
El término genocidio no se remite ni a guerras, ni bombardeos, ni bloqueos. Consiste en la eliminación sistemática de individuos por razones étnicas, religiosas, nacionales, etc. Ahora esta de moda usarlo (y diluirlo) para referirse a las acciones de Israel. Ojo! solo las acciones de Israel. No se confunda mi pequeño banalizador de matanzas.
Conflictos en el mundo donde participa el Islam hay muchos. Pero solo condenamos los que pasa en Gaza. Murieron mas palestinos en manos jordanas que judías, pero no importa.
Para los actuales judeofobos e ignorantes, Gaza es sede de un genocidio. Detengamos un segundo la condena y pensemos. Si esto es la eliminación sistematica del pueblo palestino... porque no se ataca Cisjordania? porque hay una tregua? Porque Israel le permite utilizar sus hospitales? Como puede ser que un millón de árabes vivan en Israel y voten, sean jueces, etc?
Los personajes como Rondelli hablan de condena universal. La mierda! el universo se expresa por Rondelli? No solo universal sino que esa universalidad es natural. Que linda forma de no hacerse cargo de lo argumentado, ya no le pertenece a Rondelli, sino al universo entero.
Tambien Israel es una afrenta a la humanidad. Entonces que? tendrá que desaparecer la afrenta?
Volviendo al Manual del Buen Antisemita, vemos que la historia no existe en sus análisis. Israel es expansionista por definición. De poco importa la paz con Egipto y Jordania. Importa la ocupación en Gaza. Pero como? No se había retirado de Gaza hace años? Shhh. Hamas no tira cohetes al sur de Israel? SH!!! No hace atentados deliberados sobre población civil? SH!
La carta fundacional de Hamas llama a la matanza de judíos. No separa judío de israelí, dice clarito que al judío hay que matarlo. De este modo los judíos del mundo saben que hay una organización que los quiere matar, por el hecho de ser judíos. Pero eso no importa, porque a Hamas lo votó el pueblo y tiene que ser respetado. Pero no hizo un golpe de estado en Gaza? Ya le dije que SH!
Para los Rondelli hay una condena a la operación Plomo Fundido. No hay escraches a un empresario argentino por ser judío. No le dicen ni "rata" ni "asesino" a un argentino. No hay un D'elia pidiendo que los judíos argentinos protesten contra las actos de su gobierno. No hay proyectos de ley para quitar la ciudadanía argentina a los judíos que vivan en Israel. No es, como dice la intelectual del INADI, consecuencia lógica de los que hace Israel.
Gracias Rondelli por clarificar las condenas universales! por indicarnos los malos de la película!
Gracias Totales.





.

Permalink :: 14 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Exoconngos

Por Seldonito - 18 de Enero, 2009, 18:40, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

En el Conngo, todos los planetas están habitados

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

More Conngo

Por Seldonito - 18 de Enero, 2009, 18:39, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

En el Conngo no se practica la sinonimia, por considerarla poco práctica. Cada palabra es a la vez única y carente de significado. El conngues eficiente será aquel que, atento a los cambiantes vientos semánticos, huele el enunciado apropiado y lo escupe raudamente.
El conngolito, en cambio, es quien está cansado de soplar.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Navidad a contramano

Por Saty - 23 de Diciembre, 2008, 17:07, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

Igual que todos los años.

Llega esta época de las fiestas y me siento a contramano. Mi humor decae cuando todos creen estar felices y se abrazan por la calle. Los miro en cada esquina, palmeándose la espalda y deseándose la felicidad que no alcanzaron durante el año. Y me deprimo aún más.

Los negocios adornados, las lucecitas de colores, la gente revolviendo las góndolas de las jugueterías en un intento desesperado por conseguir el famoso juguete que pasan en la tele, chuchería de plástico con precio dólar. Todo eso me marea.

Las despedidas de gente que seguiremos viendo cada día, un beso o dos, según la cantidad de alcohol ingerido, las reservas con dos meses de anticipación para que después te atiendan para la mierda y tengas que pagar por lo que no comiste ni bebiste, total no te das cuenta.

Y yo con ganas de encerrarme.

Para no tener que aguantar a los borrachos que pasan gritando y vomitando en la vereda y no escuchar a los pendejos tirando cuetes a toda hora a ver si con suerte pierden un dedo o le sacan un ojo al vecino de enfrente.

Antes era diferente.

La gente se ponía en pedo, sí, pero ni se le ocurría salir a la calle, se iban a dormir la mona. Es que era vergonzoso, ahora en cambio pareciera ser motivo de orgullo.

Y yo sigo a contramano.

Porque no entiendo eso de chupar hasta no saber quién sos ni dónde estás. Será que no les gusta lo que son. Y por eso toman hasta no ser ellos. O quizás estén buscando que alguien reaccione y se enoje, que alguno les grite "basta", cuando después de una noche de joda se tiran en la arena, a pleno sol y comienzan a insultar a los que están al lado, a bajarse los pantalones y mostrar el culo.

La verdad es que todo eso me deprime.

Sigo insistiendo que antes era diferente.

Te juntabas con amigos y tomabas para festejar. Pero nunca perdías la conciencia. Y si alguna vez llegabas a excederte venía tu abuela y te daba un café bien negro con borra, para que vomitaras y nunca más te olvidabas de esa noche.

Igual que todos los años.

Prepararé la mesa para doce (este año compré dos manteles color crema y servilletas verdes con motivos navideños). Pondré las copas de cristal y los cubiertos del juego, prenderé las luces del arbolito y las del frente de casa, les daré Sedagotas Lamar a mis perros, me pondré un vestido y tacos altos y me sentaré a esperar a mi familia. Igual que siempre. Llegarán a las diez y cenaremos. Y cuando sean las doce levantaremos las copas y nos desearemos felicidad antes de abrir los regalos.

Igual que todos los años.

Aunque yo siga a contramano.

Permalink :: 15 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Lenguas del Conngo

Por seldonito - 21 de Diciembre, 2008, 12:27, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

Diversas son las lenguas del Conngo. Muchas de ellas carecen de nombre y otras mueren al nacer. Analizaremos a continuación cuatro. Cada una es correspondida por una experiencia de vida única y, por lo general, inabordable.
La lengua Nnogco, expresa a quienes pertenecen al Conngo desde su origen. Su evolución es clara: nunca nadie ha logrado comprenderla. Quienes la hablan ni siquiera logran entenderse entre ellos. Se comprende, entonces, por qué el origen del Conngo resulta caótico.
Gncoon es el código ejercido por los fieles. Ellos respetan a rajatabla los mandatos, leyes y caprichos de los habitantes primeros. Aspiran la comprensión de su lengua, quedando para siempre allí, aspirando. Su máximo logro ha sido el primer diccionario Nnogco - Gncoon. Publicación exitosa que jamás pudieron comprender los conngolitos.
Conngo es el lengua oficial del Conngo. La enuncian aquellos miembros de los estratos poderosos, quienes se arrogan la toma de decisiones del Conngo entero. La particularidad de esta lengua es su rotundo estancamiento, el último neologismo data de siglos pasados. Sus hablantes se enorgullecen de la situación argumentando que es consecuencia de la perfección de la lengua. Fuentes extraoficiales susurran que, en realidad, sus oradores no son auténticos habitantes del Conngo. Estas fuentes nunca han sido corroboradas por estar escritas en Nnogco.
Por último, tenemos la lengua Ognnoc. Esta lengua simula expresar realidades, dejando al libre albedrío del conngues de turno la veracidad de su sintagma. La utilizan los chismosos, profetas y, se sospecha, los despreciados carneros del rebaño.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Oniris y Conngos

Por seldonito - 21 de Noviembre, 2008, 8:42, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

En el Conngo nadie sabe cuando sueña; y si lo soñado le pertenece al soñador de turno. Las noches devienen misteriosas y multitudes de conngolitos acuden, cada mañana, a las esquinas a compartir sus experiencias oníricas, en pos de rastrear su propio sueño, aparecido en algún Otro.
En dichas conversaciones, los sueños emergen de nuevo, y reconocen en el acto a sus dueños. El conngolito que encuentre el suyo, morirá al instante; morirá feliz. Sucede que en el Conngo, el sueño es Tótem; lo vivo es lo que sueña, y quien ya no precisa hacerlo, no duda en retirarse jactansioso.
Algunos conngudos, sin embargo, suponen que cada sueño da igual, y se arrogan propiedades sobre aquellos de carácter bastardo e indeciso. Esperan encontrar lo que nunca perdieron.
Es que los conngudos del Conngo, no sueñan.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Microcuento

Por Carlos Bagnato - 20 de Agosto, 2008, 17:08, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

¡A los toros, a los toros!

 

Esteban Aráoz estaba en Pamplona con un firme propósito.

Él quería correr con los toros.
Había ahorrado durante tres años para costear su viaje desde Argentina hasta España, la estadía, los trámites, todo.
La mañana del Encierro, Esteban se calzó la boina y el pañuelo que había comprado para esa especial ocasión.
Con firme decisión y gallardo porte caminó hasta el vallado que cerraba las calles donde correrían los toros.
Dobló en una esquina, rumbo el encierro, justo a tiempo para desencontrarse con la mujer que estaba destinada a ser el amor de su vida.

Permalink :: 13 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Rosario/12!!!

Por seldonito - 8 de Agosto, 2008, 9:20, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller
Permalink :: 10 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Bazar

Por seldonito - 7 de Agosto, 2008, 13:49, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

 Osías el osito
mameluco  paseaba por la calle
Chacabuco  mirando las vidrieras
de reojo  sin alcancía pero con
antojo.  Por fin se decidió y en
un bazar  todo esto y mucho más
quiso comprar.

..................

..................

..................

Es el tiempo entre todas. Y eso que hay un universo para elegir.

Es el tiempo la que más nos afecta, la más creíble, la más cercana a lo real; es el bosque que tapa el árbol y el árbol que tapa la rama, ésta que cubre la hoja; y, aún así, nos quedamos cortos, negro.

Es mucho más.

Hay otras: Dios, la virgen y los santos evangelios, la culpa, el pecado, la muerte que nos separa, la vida, el porvenir, la predestinación, la inocencia, la salud y la enfermedad, los pronombres personales, el infinito, el ser y la nada.

Como ves, negro, es la diversidad misma.

Pero, como le dije, amigo mio, es el tiempo, entre todas, la ficción que más nos afecta.

¿Ves? Ahora está en pausa, como siempre, ¿acaso la vida no es eterna pausa e infinito presente? ¿Acaso pasado, futuro, eternidad y Renacimiento, son algo más que enunciaciones que pretenden remitir a otros tiempos pero que, simplemente, producen presente? Fijate bien, estamos en pausa, aprovechemos.

Mirá Negro! La ves? La gota está en el límite, a punto de tocar el parquet. Falta que inventemos, de nuevo, el paso del tiempo, para observar como cae y rompe para siempre.

Shhhh! Negro! Lo sentís? Te presento el silencio, lo poco certero entre tanta literatura. Shhhh...

..................

..................

..................

La geometría es una rama de las matemáticas que estudia idealizaciones del espacio, como son: puntos, rectas, planos, polígonos, poliedros, curvas, superficies, etc. Se utiliza para solucionar problemas concretos y es la justificación teórica de muchos instrumentos.

Una gota es un volumen pequeño de algún líquido, delimitada casi completamente por superficies libres. La manera más sencilla de formar una gota es permitir que el líquido fluya suavemente hacia el borde de un recipiente. Cuando la gota exceda determinado tamaño, perderá su estabilidad y caerá.

Un bazar es un mercado, muchas veces cubierto, típicamente encontrado en áreas de la cultura persa, hindú e islámica. La palabra deriva de la palabra persa bāzār, cuya etimología viene del antiguo dialecto pahlavi baha-char, que significa "el lugar de los precios".

..................

..................

..................

- Seño, la gota se parece a un redondel, pero casi.

- Muy bien Negrito, ¿porqué casi?

- Porque tiene una puntita un poco estirada, como si estuviera señalando el techo.

..................

..................

..................

Yo tenía exactamente 23 años cuando lo conocí. Fue en enero, un día después de mi cumpleaños. Hacía calor y yo estaba cansada de los hombres. Hacía calor, estaba cansada y, para peor, llovía como solo llueve en esos días que, luego supe, pasan a los primeros puestos de tu anecdotario.

Roberto era uno de esos hombres que imponía respeto, su piel contrastaba con la de mis primos recién llegados de Rusia. Venía seguido al boliche a comprar, no siempre encontraba lo que buscaba, pero, ahora entiendo, era una excusa para conversar. Nunca creí posible que un hombre como él tuviera algo que decirme.

Tenía 24 años cuando me pidió un momento a solas. Fue el mismo día en que terminó la Gran Sequía. Hacía más de un año que los campos estaban secos, esperando un nuevo evento en mi vida.

Te quiero. - Dijo, como si yo fuera a creerle. - Te quiero y te pido que te cases conmigo.- Y temí que fuera cierto.

No – respondí- No tenemos nada en común, yo soy empleada, vos sos rico.
Nada en común, ¿no es suficiente con quererte?
El amor va y viene. Lo que queda es la persona.
Pero esta persona va a quedar, y va a quererte
No.

Nunca supe bien porqué dije no. En realidad, nunca me animé a responder esa inquietud.

Roberto es apasionado.

Roberto es único.

..................

..................

..................

Lo vemos sentado sobre un elegante piso flotante. Se llama Roberto, es joven, buen mozo, adinerado, emprendedor. Se llama Roberto, esta sentado y mira fijo un punto en la pared. No sabemos que ve, no sabemos que piensa. Se llama Roberto, le cae una lágrima en cada ojo.

Tiene un pantalón de gabardina negro, camisa blanca, tez morena, barba de varios días y alguna pena. Mejor dicho, lleva pantalón, camisa, barba y es prisionero de una pena.

Lo sospechamos deprimido y exhausto. Roberto parece descansar por primera vez en años. Está sentado sobre un elegante piso flotante.

Observamos un zapato a medio metro, un vino a sus pies y una gota cayendo. El zapato es negro, el vino, tinto y la gota es bordó. Una mano carga una copa, la otra suelta una Gillete.

Afuera llueve

..................

..................

..................


Quiero tiempo pero tiempo no apurado,

tiempo de jugar que es el mejor.

Por favor, me lo da suelto y no enjaulado

adentro de un despertador.

Quiero un río con catorce pececitos

y un jardín sin guardia y sin ladrón.

También quiero para cuando este solito

un poco de conversación.




Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Eppur Si Muove

Por seldonito - 21 de Julio, 2008, 12:23, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

Galileo Galilei declara que la Teoría Heliocéntrica es falsa. La Santa Inquisición sonríe de costado (cual Ignacio Copani) y alimenta, en un solo bocado, tres patas que constituirán su devenir: opulento ego, infinita ignorancia y caótica ambición. Ego, ignorancia y ambición: elementos vecinos que tienden a la atracción mutua y a parir discursos autoritarios.
Galileo Galilei pierde la batalla y gana la eternidad en el mismo evento. Eppur Si Muove desliza por lo bajo, dejando que la historia coseche el rastro sembrado para el futuro. Galileo Galilei, como siglos después Nietzsche, nacería póstumo.
Galileo aportó en el campo científico del mundo denotado, de las experiencias corporales, de las interpretaciones concebidas para entender porque los sentidos suceden.
Mucho antes semantizó el mundo Sócrates, fue el primero en preguntarse por el hombre. De alguna manera comienza a ver algo nuevo, pregunta y construye sentido orientado por sus inquietudes. La pregunta por el Hombre remite, ante todo, al Hombre mismo.
La Edad Media construyó las verdades divinas. Torquemada como testaferro y la diversidad como víctima. Leonardo Da Vinci (entre tantos) no tuvo necesidad (ni intención) de discutirle, en su actuar construyó interpretaciones que desplazaron el absolutismo.
Muerto dios (todavía sin enterrar) se inventa el sustituto: Rey Muerto, Rey Puesto. Ahora somos nosotros los referentes últimos del acceso a La Verdad.
Bienvenidos a la Era Moderna, donde todavía tenemos Grandes Verdades Absolutas. Ahora las dicen los Durkheim, Lotman, Saussure, Marx, Stalin, Hitler, Benito, Mao, Fidel. Muchas pretensiones juntas, tan opuestas como diversas.
Evidentemente La Verdad es otra cosa.
Posmodernidad es la nueva muerte de una vieja divinidad, el suicidio de nuestras pretensiones demiurgas y el nacimiento de la libertad del lector/espectador/interpretador.
Pararse en una episteme posmoderna implica que, ante todo, somos nosotros remitentes últimos de las "verdades" que observamos y/o experimentamos. Un nosotros que no refiere al Hombre como ser genérico, sino al observador particular que cada uno es. La verdad nos pertenece.
Declarar que La Verdad nos pertenece implica tanto hacernos responsables (habilidad de responder ante una situación) de su existencia, como reconocer que el Otro puede tener la suya.
Jean Paul Sartre planteó que un pensador es aquel que está lleno de creencias y no deja de atacarlas. Pudo percibir que, de alguna manera, lo relevante no es la respuesta, sino la pregunta.
Los hombre modernos se ofenden y enojan ante la pregunta que impugne su verdad, se anclan en un rol de víctimas ante la maldad del mundo (o clases opresoras). ¿Cuantos cuestionan si esa maldad existe fuera de su propia observación?
"Nadie peca voluntariamente" dijo Sócrates (con las orejas rojas), tal vez, no existan buenos y malos, oprimidos y opresores. Quizás sea el momento de cuestionar la mirada que, en su observar, interpreta el mundo y construye sentido (ese sentido) sobre él.
¿Qué responsabilidad tienen (tenemos) ante el mundo tal cual lo experimentamos? ¿Qué nueva pregunta podemos hacernos? ¿Qué respuesta podemos resemantizar (despojándola de su Verdad)?
¿Lucha de clases es algo más que dividir lo social en función de una sola mirada? ¿Porqué los luchadores populares no son legitimados (democráticamente) por el pueblo? ¿contra quien se lucha? ¿los propietarios de medios de producción son ajenos al pueblo? ¿los pensamos como tipo ideal o como tipo empírico? ¿el pueblo son todos? ¿incluimos cacerolas de teflón? ¿Cobos traidor? ¿Campo golpista? ¿Qué es el Estado? ¿Para qué existe?
Preguntemos que se acaba el mundo tal como lo tenemos junado.
Preguntemos que trasformar es encontrar nuevas respuestas.
Preguntemos.
Sigamos preguntando.
Y ante cada respuesta recordemos a Galileo rezando, bien por lo bajo, un Eppur Si Muove.


Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Solo eso

Por Saty - 13 de Julio, 2008, 16:53, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

Si hay algo que de verdad me saca de las casillas, es cuando un ejemplar del sexo opuesto “generaliza” acerca de lo que somos las mujeres.

Afortunadamente para ellos, si bien todas tenemos características inherentes a nuestro género, es una falacia eso de que “todas las rubias son tontas, las morochas calentonas, las pelirrojas extrañas, las católicas pacatas y las judías calientes en la cama”. Hay de todo, como en un bazar.

Por eso cuando escucho decir, que a todas las mujeres de clase media nos delira poseer una cartera Louis Vuitton o vestirnos con ropa de Prada o calzar nuestros delicados pies con unos lindos Saverio di Ricci, se me vuela la cabeza y quisiera agarrar una 9mm y callar para siempre al portavoz de tal manifestación.

A muchas de nosotras nos tiene sin cuidado el mundo fashion, la superficialidad de una marca determinada y lo único que buscamos al elegir la ropa, es ponernos algo que nos quede bien, porque es innegable que nos gusta vernos bien. Por algo somos femeninas. Pero de ahí a sentir odio o envidia por aquella que piense diferente, hay un largo trecho.

Es lo mismo que si nosotras pensáramos que a todos los hombres, lo único que les importa es el buen sexo. He conocido tipos a los que esto los tiene sin cuidado y otros para los cuales no existe otra cosa.

Por suerte, en la diversidad está el buen gusto.

Hay mujeres que usan el cerebro con el cual han sido dotadas y lo usan muy bien. De igual modo, algunas con un físico privilegiado, se aprovechan del mismo y lo hacen su forma de vida.

A quién se le ocurriría pensar a una Pradón estudiando medicina. A nadie. Y lo bien que eso está.

Algunas usan las neuronas y otras exacerban la progesterona. Y están las que hacen ambas cosas.

Generalizar es apropiado si lo que buscamos son estadísticas, pero es definitivamente inoportuno al hablar de mujeres.

De igual modo, en una sociedad democrática que se precie de tal, todos y cada uno de los ciudadanos tenemos derecho a la libertad de opinión. Si soy de derecha, del medio o de izquierda por mis convicciones, es problema mío, siempre que con ello no interfiera en los derechos de los demás.

Entonces, resulta detestable que se tilde de “hipócritas” a muchas mujeres que se sienten realizadas, dignas y plenas, aunque no ocupen un sillón de directorio en una empresa.

A veces y para algunas, es suficiente ser mujer. Solo eso.

 

Permalink :: 13 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Cambio de hábitos

Por Saty - 22 de Junio, 2008, 12:46, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

Aguafuerte

No sé por qué, pero mientras miraba por televisión la transmisión por cadena nacional, me acordé del reptil que periódicamente se deshace de su vieja piel. El animal lo hace a medida que crece y además para reparar heridas y desprenderse de parásitos externos.

En este caso, la mujer cambió su atuendo, se calzó el trajecito gris de corte sencillo y alivianó su maquillaje, para salir a decirle a su pueblo lo que ellos esperaban oír.

Cambió además, el tono suave y conciliatorio, con el cual les había hablado a los otros el día anterior, por el fervor en la palabra. Se sacó  el tapado y los guantes de cuero, subió al escenario en el que tan bien se desenvuelve y  agitó sus manos remedando a su mítica Evita.

De ese modo, ella evita, que los pobres piensen. Piensen que no es como ellos. Evita también, que ellos sepan de su inmenso patrimonio, evita que la tilden de soberbia, evita que le pregunten por su pasado guerrillero, evita que la igualen a los que tienen 4 x 4.

Con su modo de hablar, cuidado y enérgico, los incentiva en pos de la igualdad, de una igualdad deseada pero engañosa y utópica. Porque ella  les hace creer, que un día, todos seremos como ella. Podremos llevar a nuestros hijos a Disney o comprarles autos importados, podremos hacernos las cirugías estéticas en los mejores centros privados, podremos vestir modelos exclusivos y comer carne.

Nada de polenta ni fideos.

Según el arreglo con el frigorífico brasilero, antes francés, antes inglés, todos los ciudadanos de  su pueblo, podremos comer una rica, suculenta y nutritiva viandada. Ni pensar en un  asadito con achuras ni un lindo bife. La comida del futuro es la tradicional viandada.

¿Nuestra señora la habrá probado cuando era chica? Posiblemente lo haya hecho en algún campamento con entrenamiento para la supervivencia. Pero de ahí a pensar que esta latita de dos pesos con cincuenta servirá de base alimenticia para la familia tipo, hay un largo trecho.

Solamente nos resta esperar. Los cambios alimenticios llevan su tiempo.

Posiblemente, dentro de unos años, podamos decir que gracias a la viandada se acabó la desnutrición en este país tan generoso.

Permalink :: 24 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

La próxima vez

Por Saty - 13 de Junio, 2008, 22:09, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

Cada minuto se me hace más insoportable la idea de tener que enfrentarla. No sé si será peor sentarme en la misma mesa y tener que mirarla, o cuando empiece a contarme de su separación. Porque seguro que el tema sale. Realmente me preocupa su reacción, si bien el tipo era  un desgraciado y le metió los cuernos durante todos los años que estuvieron juntos. Se encamó con cuanta mina se le cruzó y ella como una tarada lo perdonó cada vez. Ella, tan inteligente, preparada, hermosa. No entiendo qué hacía con un pobre tipo como él, sin estudios y en ese lugar de mierda. Realmente no sé qué le vio. Todavía me pregunto, después de tantos años, por qué largó todo para irse a vivir con él en ese pueblo de mala muerte.

 
Es una noche de mierda, las cuatro cuadras hasta la parada de colectivos se me están haciendo eternas. Deben ser los 5º bajo cero. Apuro el paso porque me parece ver que es el 103 el que se acerca. Me arrepiento de haberme puesto pollera y tacos altos, en lugar de unos jeans. Pensar que tardé horas en elegir la ropa, mirándome al espejo hasta encontrar el conjunto adecuado. ¿Adecuado para qué? ¡Qué boluda! Como si a alguien pudiera importarle lo que me pongo. Y menos a ella. A ella seguro que no. Nunca me dijo nada de mi ropa.

Poco importa ahora, pero si tan solo hubiese hablado antes, es probable que las cosas hubieran sido diferentes. Pero no me animé. Ese día en la playa, cuando nos quedamos solas, tendría que habérselo dicho, pero justo vino un pelotudo a pedirnos fuego y después, me pareció que estaba de mal humor. Fue el día que me contó que lo había encontrado con otra en su propia casa. Y no tuvo mejor idea que venir a buscarme para contarme. Y para que no se desesperara se me ocurrió llevarla a la playa.

 
El colectivero tiene la radio encendida y están diciendo que la temperatura es  record del mes en muchos años. Y encima a mí se me enganchó la media al subir. Debe ser la falta de costumbre. Ahora parezco una mujer de la vida con las medias corridas. Debería haber optado por algo más abrigado y práctico, pero quería verme bien cuando me encontrara con ella.

Me tortura pensar en lo que voy a decirle y sé con certeza lo que me va a contestar cuando yo empiece con la perorata de que no tiene que sentirse mal, que él era un hijo de puta. Sí. Porque le voy a decir que era un hijo de puta. Si se lo merece el muy imbécil. Tenía servido todo en bandeja, ella que lo amaba con locura y que se desvivía para hacer todo lo que él le decía. Y sin embargo la cagó. Mal.

 
No sé si bajarme una cuadra antes para tener tiempo de calmar mis nervios. Seguro que ella ya me está esperando porque si hay algo que le gusta es la puntualidad y quedamos a las ocho.

La razón me dice que debo dejar que ella comience a hablar. Escuchar como siempre la escuché, asentir con la cabeza aunque piense lo contrario, apretarle la mano en señal de amistad.

Me acuerdo de esa vez que habíamos tomado como locas y a duras penas logramos llegar a mi casa. Ahí también escuché. Hasta que se quedó dormida. Y el reloj que era de mi abuela, estuvo dando campanadas toda la noche y yo no podía dormir. La miraba, acostada a mi lado, parecía una nena, tan inocente en su madurez.

Dicen que las cosas por algo suceden y debe ser cierto porque esa vez tampoco pude confesarle nada.

 
La cuestión es agarrar coraje apenas entre al bar. Estoy pensando que no la voy a dejar hablar primero y le voy a largar como un chorro todo lo que me da vueltas en la cabeza, porque sino va a ocurrir como siempre que no digo nada. Y estoy harta de no decirle nada.

Pero apenas entro y la veo, sentada contra la ventana, con la mirada perdida en no sé que recóndito pensamiento, se me olvida todo. ¡Está tan linda y tan triste a la vez!

 Lo más terrible es, que se levanta y me abraza tan fuerte como siempre abraza ella. Con esa manera tan sincera de demostrar los afectos. Cómo explicarle que le he mentido todos estos años, que cuando estábamos juntas nunca pude ser sincera. Decirle que no ya no puedo ser más su amiga. Sé, que apenas hable, la voy a perder. No voy a tolerar si su mirada es de desprecio o si noto un tono irónico en su voz.

 
"Te estaba esperando", dice. Y en su voz presiento un dejo de ansiedad. Y empieza a hablar. Y yo hago como que la escucho mientras me cuenta de cómo lo extraña, y noto que está por llorar cuando llega a la parte en que me dice, que su separación es definitiva, que él ya retiró toda su ropa de la casa y se mudó a otro lado.

Mis manos están frías, pero estoy feliz. Definitivamente. Estoy escuchando lo que venía esperando hace tanto tiempo. Que él la dejó.

"¿Vos que harías?"

"Yo…nada. Está claro que no te quiere más".

Y me rompe el corazón cuando le digo esas palabras. Las únicas que digo. Porque a pesar de todo, como siempre, no logro decirle que la amo. No me animo. No soportaría no volver a verla y me excuso, diciendo que el frío me debe haber hecho mal. Que me voy a casa, que me perdone.

Y salgo de ahí, casi corriendo, mientras me digo "la próxima vez, la próxima".

 

Permalink :: 19 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Tres errores

Por Saty - 3 de Junio, 2008, 11:13, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

Cuando mi marido me preguntó ¿qué es la tanatopraxia?, no hice mucho caso de su interrogatorio y contesté desganadamente con un “no sé”, sin cuestionarme en ese momento qué mierda quería decir esa palabra. Me extrañó, eso sí, debo reconocer, su repentino interés por el significado de las palabras raras, ya que no es muy afecto a la lectura, pero lo dejé pasar.

Ése, fue mi primer error.

Tiempo más tarde comprobé, que no debemos dejar pasar por alto ni uno solo de los comentarios que nuestro hombre nos haga. Todos y cada uno de ellos, esconden una doble intencionalidad, como por ejemplo, cuando dice como al pasar “cómo creció la nena de enfrente”, en realidad debemos entender que lo que quiere decir es “me voy a voltear a esa guacha”.

No hay peor cosa que no querer ver lo que sucede a nuestro alrededor y en eso somos expertas las mujeres. Cuando algo no nos gusta, hacemos como que no existe.

Una mañana me desperté sobresaltada, no había podido dormir bien, había estado toda la noche dando vueltas en la cama. Cuando iba para el baño, me pareció escuchar voces que venían de la planta baja. Más que voces era un murmullo, pero mi urgencia de orinar pudo más y no presté atención.

Ése, fue mi segundo error.

Al bajar a desayunar, encontré a mi maridito cómodamente sentado en la cocina, en medio de papeles desparramados y tazas con restos de café, charlando con su secretaria y en lugar de increparlo y decirle que la casa no era la oficina, saludé cortésmente  y me puse a levantar los platos sucios. Ellos siguieron charlando como si yo no existiera y la que hubiera entrado fuera la empleada doméstica. Pude escuchar que él le decía algo acerca de unos “químicos germicidas solubles” y me pregunté de qué estarían hablando, si él era abogado. Posiblemente algún litigio en el campo, pensé.

Ése, fue mi tercer error.

No puedo negar que tuve muchos indicios de lo que estaba pasando, aunque no me di cuenta de nada hasta el final.

Él se mostraba demasiado atento a mi manera de vestir, cosa que jamás había hecho. Me preguntaba permanentemente sobre cuál era mi talle y qué tipo de maquillaje usaba. Por supuesto, pensé que quería hacerme un regalo y de ahí la indagatoria.

Lo que más extraño resultaba, es que empezó a cocinar. Preparaba el almuerzo y la cena con especial dedicación. Eso sí, el pobre, no era muy buen cocinero ya que la comida tenía siempre un gusto raro y para colmo cada vez me caía peor. No podía tolerarla, pero no le dije nada por temor a herir su susceptibilidad.

Cada día me sentía más débil, por eso, no me sorprendió que él decidiera mudar su oficina a casa, con secretaria incluida. El amoroso lo hacía para poder cuidarme. Preparaba el sofá con una colcha polar para que yo mirara tele, mientras él se pasaba horas encerrado trabajando con Sofía. Y cuando terminaban, me preparaba un té calentito que más bien parecía pis de gato, pero seguí agradeciéndole, no fuera a ser que se ofendiera y no me sirviera más.

Yo ya no tenía fuerzas ni para levantarme. Me pasaba todo el día tirada en el sofá.

Una mañana, mientras leía el diario y aclaro, que más que leer, miraba, porque ni ánimo tenía, vi algo que llamó mi atención. En negrita, el aviso decía “Tanatopraxia en Rosario”. Intrigada, me levanté como pude y casi arrastrándome llegué a la computadora. Hice clic en el google, tipeé la bendita palabra y esperé. La respuesta fue inmediata y mi sorpresa más aun.

Tanatopraxia existía, no era un invento de mi marido. Tanatopraxia:“Técnica para demorar la descomposición final de un cuerpo”.

Y ahí se cayó la pantalla y tuve un momento de lucidez que me permite hoy estar escribiendo. El hijo de puta me estaba matando y lo que es peor, pensaba “embalsamarme”.

 

 

 

Permalink :: 26 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

epilady

Por Pablo Castro - 27 de Mayo, 2008, 12:33, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

Cae la tarde del sábado entre las cortinas del balcón. El teléfono celular descansa en la funda, luego de controlar que haya saldo, señal y batería. Gabriela envía un mensaje a su propio número, y entra en seguida. No es el celular. El desgraciado no llama.
Es que vas muy rápido, no te enganches así. Claro, vos no tenés treinta y cinco, pendeja de mierda. Ya te van a caer todos los años juntos y vamos a ver si no te prendés a cada atisbo de ilusión. Y eso que te vas preparando. Mas canchera. Sabés que no podés confiar en nadie. Esperanzas derrumbadas. Pero igual soñás encontrarlo.

Se escucha el ascensor con el ruido de botellas de los estudiantes del cuarto "A". La tarde sigue muriendo y la penumbra agobia los cuadros, los adornos. Los gestos de los peluches se endurecen.

Suena el teléfono, tiembla el pecho. IDENTIDAD OCULTA. Hola! Ah Pipu. Claro del sanatorio me hablás, no, no lo tenía. No, acá no está tu celu, hace un ratito te llamé y acá no sonaba, a menos que esté apagado. No, no llamó. Ya fue, es un negro de mierda igual. No, no estaba ilusionada pero viste. Pensé que a lo mejor llamaba. Dale. Un besote.

Identidad Oculta. Así tendría que haberlo registrado en el celu a él. Treinta y cinco años y comerme ese chamullo barato. Aparte re forro. No sé ni que le ví. Y peronista. Y petiso.

La crema anti age sobre el conjuntito nuevo que hoy pensaba estrenar. La pincita y el espejo junto a la ventana por la cual durante el día entra tanta luz. Gabriela se sirve una copa y quisiera no verse en el espejo.

¿Cómo me metí así? ¿Me habrá visto débil? ¿Habrá notado en mi cara mis cinco meses sin garchar? A quién le importa. La noche estuvo buena. Era casi seguro que no me iba a volver a llamar. Disfruté y ya está. A otra cosa mariposa. ¿Acaso no es eso la felicidad?

Suena el celu otra vez. ¿Y este número? ¿Será? Movistar le informa que pagando en término su factura usted puede acceder… Fuck. Como me late el corazón. Soy una boluda.

Los del cuarto "A" ya están con los palmeras a todo pedo. Mañana la vieja del segundo "B" me va a venir con las quejas, haciéndome sentir obsoleta al incluirme en el contubernio para desalojar a los ruidosos.

Gabriela mira TVR. Es un sábado más, pero hoy la soledad se siente. Se acuesta limpia, virgen inhumada.

Y el hijo de puta no va a llamar. Al pedo me depilé.-

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Sin Palabras

Por seldonito - 23 de Mayo, 2008, 16:01, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

                   
                   
                   
                   
                   
                   
                   
                   
                   
                   

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Cumplir Años

Por seldonito - 21 de Mayo, 2008, 15:31, Categoría: MARCE NOMALUMBRE - Taller

Cumplo años.
Momento nefasto para estar vivo.
Repudio completamente a una sociedad (de la cual me excluyo) que pretende enumerar los años de vida, como si realmente existiera un paso del tiempo y el calendario midiera algo más que su propia existencia.
Refuto el concepto de edad y me niergo a celebrar y/o conmemorar natalicios tan ajenos como impuestos.
Absurdos aquellos ingenuos que se alegran, infelices quienes celebran, retrógrados los que regalan y pelotudos (in extremis) los tiradores de orejas.
Nada hay que recordar, porque nada es recuerdo, y nada jamás ha sucedido.
El pasado no es ni ha sido. El mundo es consecuencia nuestra, y de ellos somos responsables, aunque padres, abuelos y dictadores se arroguen derechos de autor.
Maldita responsabilidad tan observable como predecible y fascista. Maldita sumisión. Detestable angustia existencial de saberse finito y, peor aun, cargar con las culpas de terminar, junto a nuestro latir, la singularidad de un universo que, bien sabemos, jamás ha sido.
Quizá nos imaginemos reales, quizá enunciemos, quizá seamos, quizá de los quizaces que quizá sean, con suerte, más que un quizá.
Malgastemos los segundos! Eructemos en las barbas de un profeta! Engengremos nuevos vicios! Señalemos a dios! Es hora de burlarse de él! porque estaremos limpiando, a carcajada limpia, todo rastro de toxicidad.
Quizá cumplamos años, puede ser.
Lo que nunca haremos, porque jamás será posible, será vivir nuestra propia vida.
Viviremos el univeroso entero. Seremos entre el Bang y el Crunch. La respuesta a la espiral y la pregunta al vacio.
Seremos eso y nada más.
Seremos todo.


Permalink :: 30 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Otros mensajes en MARCE NOMALUMBRE - Taller

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.