Poesía-Narrativa-Ensayo-Agenda Cultural-Concursos Literarios-Talleres de la Ciudad-Entrevistas. Contáctanos a rosarioescribe@yahoo.com.ar

Proyecto Literario

Para publicar

Manual de Publicación

Radio Blog Club

Sindicación

Dejanos tu comentario


Contador de visitas

Eterno Homenaje

    HTML

Estadísticas

Alojado en
ZoomBlog

Encuesta

¿Cuál es el género literario que más te gusta escribir?
Narrativa
Poesía
Ensayo
Dramático o Teatro
Ver Resultados

Ensayos - Casa de la Poesía

Yo, condeno!

Por Armando Rondelli - 30 de Enero, 2009, 10:18, Categoría: Ensayos - Casa de la Poesía

Admiro al pueblo judío por los grandes nombres y personalidades del mundo intelectual, que aportaron con su conocimiento al desarrollo de la humanidad. Por su tenacidad, por su inteligencia, por su capacidad creadora en el campo de  la ciencia, en el arte, en la filosofía...

Comienzo de este modo mi pensamiento para que no se especule que me guia un fanatismo ideológico, en contra de este pueblo sacrificado y trabajador. Esta posición que abrazo con honestidad, no me permite en ningún grado imaginable, defender o apoyar la invasión criminal del ejército israelí a la Franja de Gaza y al Líbano. Es más, condeno con toda la fuerza de mi espíritu y de mi pensamiento racional, el genocidio perpetrado contra otro pueblo con ideas, religión y cultura diferente. El atroz operativo militar “Plomo Fundido”, que dejó una matanza (cuyo valor numérico de almas caídas, con sólo imaginarlo, me avergüenza) resulta una afrenta a la humanidad. No poseo ninguna animosidad contra el pueblo Judío. Creo que ellos no tienen nada que ver con los verdaderos principios criminales del gobierno de Israel. Sería lo mismo que acusar a todos los norteamericanos por las barbaridades que W. Bush, cometió en Irak o Afganistán.

Lo que sí existe ahora en la amplia mayoría de la sociedad argentina , a raíz de los tiempos sangrientos que corren en Medio Oriente, es una implacable condena a la matanza de Gaza.  La condena es, por otra parte, naturalmente, universal.

 “Ningún hombre es una isla completa en sí misma; todo hombre es un trozo de continente, una parte del todo: si un terrón fuese arrastrado por el mar- y Palestina (agrego yo) es el más pequeño-, ocurriría lo mismo que si fuese un promontorio, que si fuese una finca de tus amigos o la tuya propia. La muerte de cualquier hombre me empequeñece, pues estoy en la maraña de la humanidad. En consecuencia, no envíes nunca a preguntar por quien doblan las campanas: doblan por ti.”

“Devociones”. Jhon Donne -1623-  

Armando Rondelli

Permalink :: 14 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.