Poesía-Narrativa-Ensayo-Agenda Cultural-Concursos Literarios-Talleres de la Ciudad-Entrevistas. Contáctanos a rosarioescribe@yahoo.com.ar

Proyecto Literario

Para publicar

Manual de Publicación

Radio Blog Club

Sindicación

Dejanos tu comentario


Contador de visitas

Eterno Homenaje

    HTML

Estadísticas

Alojado en
ZoomBlog

Encuesta

¿Cuál es el género literario que más te gusta escribir?
Narrativa
Poesía
Ensayo
Dramático o Teatro
Ver Resultados

Poesía - Casa de la Poesía

UNA Y OTRA VEZ...

Por NORMA RUIZ DEL TALLER LITERARIO DE VICKY - 19 de Marzo, 2009, 16:51, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Doña Catalina:
la recuerdo sentada en el patio
a pesar de su poca visión, percibía con sus otros sentido
decia que cada persona tiene un aroma especial
yo me sentaba, junto a ella, a escuchar sus historias de vida
con esa imagen grabada en su mente, repetía lo que sus padres le habían contado,
ella apenas tenía 5 años.
despues de la revolución rusa. empobreció el campo
lenin muere y esto afecta el funcionamiento en la U.Sovietica
el problema, es la sucesión
stanlin que encabeza la ceremonia fúnebre , se convierte en su ferviente discípulo (catalina me dice. esa, fue la única vez que ví llorar a mi padre)
stalin apoyaba la colectivizacón forzada, la industrialización y la planificación
los campesinos se resisten
....recuerdo su expresión, al contarme
que el hambre fué masivo, y su costo la ruina del campo y muchas muertes
su padre, un campesino que había trabajado toda su vida sembrando girasol, tuvo que exiliarse con su familia
le dijerón a catalina que debía guardar un secreto, ella no entendía que era un secreto
pero tuvo que comprenderlo
huir significaba cobardía y alta traición
su madre la abrazaba , mientras ella lloraba sin entender, porqué tenía que vivir en otra patria
no hubo tiempo para la explicación, apenas pudierón recoger lo necesario, pués del otro lado, los esperaba, Pedro
un primo hermano de su madre
había hecho contacto con un amigo que era bolchevique
en una oportunidad , le salvó la vida
esa fué la última vez que vío a su tierra
tuvierón un salvo-conducto hacia Polonia, catalina tenía poca memoria de ese trayecto, (su madre le decia, navegamos por el Volga)
yo  sólo era una niña asustada
allí estuvierón viviendo un año, su padre trabajaba en un fábrica de acero
sus compañeros, desterrados por ideologías políticas
hablaban de que tenían un sueño
ir a la argentina
en ese segmento nos deteniamos, para luego continuar
por unos instantes, sus ojos azules se entristecian
pero doña catalina, sabía que tenía que contar su historia,
una y otra vez
respiraba profundamente, y continuaba su relato
¿dónde quedamos hija?
fue agotador el viaje en barco
los señores acaudalados de un lado, y la clase obrera del otro
su madre estaba embarazada de 4 meses
llegarón a Buenos Aires, y sus padres decidierón venir a Rosario
está ciudad los recibió con los brazos abiertos
aqui nació su hermana Olga.
que paz descanse
una familia que también había sufrido el exilio, le ofrecierón su casa
en ese tiempo, Rosario tenía campos para cultivar
vivierón muchos años en la finca, su madre cocinaba para la familia,
para esa época, ella era una jovencita,conoció a un criollo apuesto y  gentil, quién fue su esposo. se llevó a sus padres.
tuvo 5 hijos, 15 nietos
también ellos conocen de memoria su historia pasará de generación en generación ( UNA Y OTRA VEZ
esa vez cuando me despedí, me abrazó fuertemente.
tal vez era un presentimiento, a los pocos días,
Alejandra me llamó
mama quiere vernos a todos
doña catalina, se había dormido en su cama, para siempre
abrazada al retrato de sus padres
también yo, con los años formé mi familia
mi hija se llama catalina
y... conoce ésta historia, la sigo contando, como lo hizo mi abuela
UNA Y OTRA VEZ.....
NORMA RUIZ DEL TALLER LITERARIO DE VICKY

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Microcuento

Por Eduardo Mancilla - 14 de Agosto, 2008, 9:39, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Ella lo vió, le clavó los ojos, y él murio de amor a primera vista.

Por Eduardo Mancilla

Permalink :: 25 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Poesía...

Por Claudio Bruno - 10 de Agosto, 2008, 21:04, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Una cinta de papel crepe marrón
parece hoy el paraná
una vela fantasmal
impulsa a la tabla
y a su hombre enfundado
en un traje de neoprene
casi en línea
flota otro
maniobrando las cuerdas
para que el parapente
lo levante en su mono sky

entre medio
cruza lento
hacia el norte
a golpe de remos
cabeceando
una vieja canoa
que lleva a un
avejentado pescador
con un pulóver de cuello alto
camperón abierto al descuido
y el humo del cigarro
que se pierde
en la barba húmeda espesa

desde la mesa
sobre la ventana del bar
tras el vapor que larga el café
leo en la tv
dos grados tres décimas
miro nuevamente el río
y ya toda la escena ha cambiado
entonces
divago sobre
el trabajo el ocio
y de repente
pienso en ella
que aun duerme

y yo
        aquí
                  sin ganas de llegar

Claudio Bruno.
Rosario,02 de agosto de 2008.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

El tren blanco

Por lokodemente - 7 de Marzo, 2008, 4:05, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

El tren blanco.

…y cuando despertó, el café con leche todavía estaba ahí.

…y los hilos del vapor hipnotizan su pereza.
…y el murmullo de los que esperan trenzan el barullo.
…y los carros perfectos en la hilera.
…y todo es lo que parece…

…y las voces desaparecen.
…y la espera, espera y desespera.
…y perfora con su dedo la capa de nata.
…y el flequillo cae sobre sus ojos.

…y la espera tensa la tensión.
…y el barullo ya es enojo.
…y la galletita no desea hundirse.
…y el tren blanco no sale.

…y el tren blanco no sabe.
…y el juego no quiere jugar.
…y la sombra todavía pertenece.
…y el tren blanco no saldrá.

…y el juego no se dejará jugar.

Eduardo Mancilla.
Taller para adultos Casa de la Poesía. Profe Celia Fontán

Permalink :: 10 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

El lector - PARTE 3

Por Celia Fontán - 28 de Noviembre, 2007, 16:49, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Mínima crónica de la palabra
 
   I
en el final del crepúsculo
el lucero se estremece
      se siente nombrado
 
  II
habría algún fuego
quienes cuidarían a los hijos
alguno afilaría las piedras
   de aquellos días
   algo
   nos contaron
   las pinturas
 
  III
de esclavos efímeros
de imperios traicionados
y de suicidios
y el nilo que repta
entre dioses misterios
y más mentiras
   nos deja saber
   el papiro
 
  IV
el poder ordena
guerras
entre tanto
la flor va secándose
entre páginas
las comadronas se mojan
de llanto original
   lo viene cantando
   la juglaría 
 
   V
desde maguncia
el plomo
marca la letra
y se fundan
incunables
   que ya no
   conoceré
 
   VI
la biblia o el corán
chamanes y filósofos
alquimistas
sputniks y las voyagers
los software
   y más
no resuelven
aun
la incertidumbre
 
   VII
por estos días
solo me hurgue
una
      la que nombre
   tu figura

                                                         Claudio Bruno
 

Ella lee bajo la sombra de un nogal...

Ella lee bajo la sombra de un nogal
compadece a Lucas por el hijo perdido
su rostro es agua que mancha el llanto escrito de Lucas.

El grito atrapado entre las ramas del nogal.
El deseo de llorar por su hijo esparcido en las aguas de Lucas.

Tiembla su vientre en cada letra,
van cayendo los enojos,
                     los años,
                     los insomnios

                     como nueces
                     como hojas

Ella bajo la sombra de un nogal
lee el dolor de Lucas,
lee su dolor
y al fin llora por su hijo perdido.

                                                   Bárbara Méndez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Sobre el hastío

Por Vicky Lovell - 3 de Noviembre, 2007, 10:37, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Sobre el hastío:
(Modorra del lector)

El cuerpo del lector se vuelve laxo, los brazos cruzados sobre el abdomen, cabecea,  la última novedad del sello editorial cae.
Voz en off del autor: ¿Por qué ese abandono repentino, sin conocer la trama, sin haber avanzado más allá de…?¿Número de página?
El lector dormitado responde: Esto ya fue dicho y olvido las citas, en realidad todo es un sistema de citas, una constelación soporífera – mirando hacia algún lugar no definido -. Elija su imagen; pero recuerde que la rosa ya fue creada en el poema, que la tautología de la rosa que es rosa y además que es fugaz y eterna pertenece al siglo pasado, para ser piadosos.
Vos en off: Acepto la compulsión repetitiva.
Lector: La proliferación de las imágenes por culpa de los espejos, como la creación de Gutemberg, como la cópula son los responsables. ¿Debo aclarar la referencia?
Voz en off: A pesar de la muerte del autor, aquí estoy como dios, en minúscula y al pie de la página; pero estoy.
Lector: A veces dudo de la existencia de Kafka, debo corroborarlo personalmente, visitar su tumba para asegurarme que esta pesadilla tiene su derecho de autor que está bien muerto y coleando.
Voz en off: ¿Y. entonces?
Lector: Puedo convertirme en autor como lo hizo un abogado, un tal Macedonio o aceptar, como el bien muertito y coleando, que en realidad lo insoportable no es el canto de las sirenas sino su silencio.
Voz en off de autor y lector.

Victoria Lovell del libro “Desde el Hastío” Ediciones: Papeles del Boulevard

Permalink :: 42 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Praxis

Por Victoria Lovell - 29 de Septiembre, 2007, 16:26, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Este sudor congelado borra las vetas del rostro
enmudece la mana del calígrafo
la pantalla se puebla de nichos para ser exhumados.

Así expuesto a la gente
no es del orden de la mirada sino del gesto
el dictamen:

Formar parte de los desechos es
una práctica de la literatura.

Poema de Victoria Lovell del libro “Desde el Hastío” Ediciones: Papeles del Boulevard

Permalink :: 10 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Descubrimiento

Por Alejandro Olivieri - 12 de Septiembre, 2007, 0:08, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

    Aquel día estabas leyendo. Leías con esa familiaridad que me tenía tan cerca tuyo. Leías con esa ausencia que, al mismo tiempo, me dejaba tan lejos de vos. Te había visto muchas veces entregada a ese ritual, tantas que ya no recordaba cuántas eran. Pero aquel día me quedé mirándote de un modo nuevo. Te conocía desde hacía mucho tiempo, pero en ese momento llegué a una conclusión inesperada. Y me sentí como quien desentierra un antiguo tratado, lo profana sin importarle si debe guardarse o no el secreto, y proclama a viva voz su contenido al mundo. Todos debían saber que te amaba.

Permalink :: 25 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Disparidades

Por Alejandro Olivieri - 12 de Septiembre, 2007, 0:05, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Quisieras que yo fuese plástico,

que me recicle a cada instante,

que caiga y me destruya,

me levante y me rehaga,

me descomponga en trozos,

y me rematerialice después.

Que flote, que vuele,

que baile, que mude.

 

Pero soy de vieja madera,

densa y quebradiza,

no floto ni vuelo como la madera balsa,

casi no tengo vetas.

Me aburro.

Te aburro.

Cuando caigo me quiebro,

y sólo me reconstruyo

lentamente.

Muy lentamente.

 

Cuánto amor hace falta

para entrelazar tus movimientos

con mi quietud,

para evitar que mis astillas lastimen

las fibras maleables de tu ser.

Cuánto amor hace falta

para impedir que al acercarte

me vuelva combustible,

queme tu materia y la mía

y después desaparezca.

Cuánto.

Permalink :: 14 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

EMMA

Por Jor Telesca - 10 de Septiembre, 2007, 22:46, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Con tu sufrimiento olvidé mis penas. Alejé mis pensamientos porque sólo había lugar para los tuyos y lloré tus lágrimas con profunda desolación. Cuánta angustia, mientras recorríamos juntas la monotonía de la vida cotidiana y la desilusión de tantos amores inmorales  que se perdían con la pasión. Fuimos inseparables. Diría: una misma persona. Pero poco a poco te fuiste desvaneciendo: Vos volviste a tu desesperación, a tu muerte  y yo cerré el libro.  Había olvidado  por unos días mi propio dolor.

                                  (A  Emma Bobary)

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Heredad

Por Vicky Lovell - 4 de Septiembre, 2007, 14:48, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Ese socavón que anima
el golpe seco del puño sobre la madera
el ceño fruncido de la mano presta al guarismo
                           sólo la oscuridad es tangible
sordamente tañe las cuerdas.

Esas cuerdas expanden velámenes
por el mar que ves tan bello
                           la oscuridad es tangible
avanza un reino donde no se pone el sol,

Ese socavón arrojado fuera
como hongo venenoso
expele la sombra de un niño sobre el muro
azuza mastines en el nombre del padre.
………………………………………………
sólo la oscuridad

Poema de Victoria Lovell del libro “Desde el Hastío” Ediciones: Papeles del Boulevard

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

S.D

Por Jor Telesca - 1 de Septiembre, 2007, 21:11, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

S.D                                                                                                        16/04/07

Abrí  los ojos,

estaba sola.

Alrededor  todo era blanco y limpio.

Mi vientre estaba vacío de vida

y mis oídos, 

sordos del llanto anhelado.

Una lágrima se deslizó por mi mejilla

anunciando lo  inevitable.

No quise respirar más,

cerré los párpados para morir.

Escuché silenciosos pasos,

venían hacia mí,

acarreaban la respuesta a mi desesperanza.

No la dejé entrar,

Las puertas de mis sentidos se iban cerrando.

Las voces invadieron mi muerte.

La vida me esperaba en algún lado  para enfrentarla,

caminé liviana hacia ella,

sola,

muy sola.

Tan sólo tres palabras.

Un estigma plasmado en un cuerpito de porcelana.

La identidad se desvanecía con  ojos rasgados

e inevitables facciones.

No era el que esperaba entre sueños

pero  fue quien llegó.

Permalink :: 10 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Nocturno de la estatua...POEMA POLIFÓNICO

Por Rosario Escribe - 31 de Julio, 2007, 22:24, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Poema polifónico creado e interpretado por los integrantes del Taller de Literatura de la Casa de la Poesía. Coordinado por la prof. Vicky Lovell.

Esta cita como punto de convergencia de tres tiempos; el ahora es posible porque el antes trazó su huella en el derrotero del futuro.
No hay extrañamiento sino un simple extrañar para aquellos que  experimentaron las vivencias compartidas en nuestro taller que mudó de escenarios, de actores; pero la premisa se fortificó, se  convirtió en un desafío; en estos tiempos de destrucción es necesaria la mirada que contemple el mundo. “No todo es  vigilia la de los ojos abiertos”, nos recuerda Macedonio Fernández.
En el reiterar algo hay inacabado, no clausurado. Utilicé el mismo primer párrafo para prologar la lectura del taller en diciembre de 2006. Aquello que creíamos un cierre de año fue en realidad la génesis para  la lectura de esta noche. La música de la poesía; el poema polifónico; improvisaciones sobre una tonalidad, una base poética: un nocturno del mexicano Xavier Villaurrutia  quien integró el grupo vanguardista mexicano llamado “el grupo sin grupo” fue su figura principal y junto con otros jóvenes intelectuales  publicó entre 1928 y 1931 en la revista Contemporáneos.
El tono del poema elegido condice con la forma del nocturno: composición musical breve relacionada con los estados anímicos, cultivada a partir del romanticismo, de acuerdo a la definición del  Diccionario de la Real Academia Española.
Este nocturno de Villaurrutia genera una atmósfera onírica, una arquitectura desolada, tanto en el lenguaje como en las imágenes; cercana a la pintura de Giorgio de Chirico o de Magritte.
Las intervenciones poéticas de cada uno de los integrantes del grupo exigía para este trabajo una minuciosa reelaboración, una improvisación de las líneas del poema,una expansión
de significaciones, fugas y regresos hacia la arquitectura intangible del sueño.

Voy a nombrar por orden de aparición a quienes participan de este Poema Polifónico:
Lisandro Palaversich, María Emilia Padinger, Ruth Maiorana, Eduardo Bonfatti, Pablo Padial Juan Pablo Martínez, Ignacio Amillategui, Patricia Donet, Germán Tessmer, Sandra Mendizaba, Teresa Barrios
Muchas gracias por acompañarnos esta noche.
Coordinadora del taller: profesora Vicky Lovell

Nocturno de la estatua

Soñar, soñar la noche,
La calle encendida, incendiada
Soñar con entrar al fuego y salir vivo
Y otro y nuevo

Soñar, soñar con ella toda abierta,
Abiertos los ojos, las manos,
Las venas,
Ella un puro vacío,
Toda boca, toda ausencia,
Ella toda sexo, una sangre
Roja, rota, mordida,
Herida de muerte

Toda ella en silencio

Soñar, soñar la noche, la calle, la escalera
Y el grito de la estatua buscando otra boca
En donde anclar su miedo
Y duele el grito arde quema
Se desangra impaciente en los ojos
Hasta ahogarse en las sombras
Sordas de mi sueño.
Leer más

Permalink :: 11 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

MERCADO

Por Sandra Mendizaba - 26 de Julio, 2007, 21:56, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

El anunciante
se ha dormido.
Se ha escrito
la vereda
de las manzanas
por centavos.
El cajón de frutas
es el económico
descarte,
es el de la izquierda.
Niños, roban
naranjas.
Abuelas,
discuten
el precio.
Verduleros,
llenan su mirada
de todo lo que 
comprarían
y no alcanza.
Todos habitan
desesperados
el griterío,
el sudor,
el amanecer,
el verdor,
de sus huertas preciosas.
Carretas de frutillas
y uvas enormes.
Zapallos gigantes
como plantas.
Cuantas puertas
halla abiertas,
cuantos carros
entrarán.
Multitud, gentío
donde los enamorados
se besan.
Se besan
los abuelitos.
Besa mamá
a su hijito.
Besa, mejor dicho no besa,
patrón a su empleado,
mas vale le da unas monedas
de oro y lo despide.
Que gracias,
que por hoy
está bien.
Que yo me voy ,
dice un señor,
ya cierra.
¿Cómo que ya cierra?
y yo no compré ,
dice una señora.
Y así entre palabreríos
besos,dinero,frutas
se les pasa el día
preguntando
¿quién era? ,¿a qué venía?

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Sendero

Por Sandra Mendizaba - 15 de Julio, 2007, 21:43, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Mueren las palabras

en el viento.

El eco de tus besos

retumba en mi piel árida.

La fértil llanura

desfallece en la sequía.

Ciega abismo te busco.

Hallo las partes

como una exploradora

del pasado.

Soy la prueba

y la palabra.

Anduve en el tiempo

y me perdí.

La palabra huyó

en el aire.

Libertaria y galopante

me fuí.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Tres palabras

Por Alejandro Olivieri - 3 de Julio, 2007, 13:06, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Podemos llamarlo tiempo

devenir de una lectura

dejar atrás cada palabra

no leer dos veces

con igual mirada.

Podemos nombrarlo distancia

sitio inexistente

no te guían catálogos

ni tampoco mapas.

Hasta ayer quise

ignorante

que a un refugio así

nos escapáramos.

Podemos decirle certeza

búsqueda infructuosa

libro nunca impreso

con dilemas resueltos

y explicaciones claras.

Sólo hay algo eterno

cercano

cierto

tu amor de anoche en nuestra cama.

Permalink :: 9 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

ALMA

Por Sandra Mendizaba - 1 de Julio, 2007, 20:03, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Tengo un alma

perdida en el tiempo.

Ahí en el abismo

de las lágrimas,

veo tus pasos de órfebre

fabricando el destino.

Permalink :: 24 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

MAR -ADENTRO

Por Sandra Mendizaba - 20 de Junio, 2007, 20:29, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Parte el barco

sobre las olas.

Desde tierra firme

los encendidos labios

descubren palabras,

mascullan un adiós

enredado de nostalgia.

Atrapa el navío

el equipaje y el pasajero

en su sala.

Ahora la ceremonia

de la distancia comienza.

Permalink :: 20 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.