Poesía-Narrativa-Ensayo-Agenda Cultural-Concursos Literarios-Talleres de la Ciudad-Entrevistas. Contáctanos a rosarioescribe@yahoo.com.ar

Proyecto Literario

Para publicar

Manual de Publicación

Radio Blog Club

Sindicación

Dejanos tu comentario


Contador de visitas

Eterno Homenaje

    HTML

Estadísticas

Alojado en
ZoomBlog

Encuesta

¿Cuál es el género literario que más te gusta escribir?
Narrativa
Poesía
Ensayo
Dramático o Teatro
Ver Resultados

"Narrativa del absurdo"

Por Cecilia Hadad (desde Mallorca) - 12 de Noviembre, 2008, 7:08, Categoría: 5.PALABRISTAS

Estupefacta frente a los impertérritos: (apuntes de mi vida cotidiana en el exilio)
Es hora de recuperar mi capacidad completa para expresarme en mi lengua natural.
Tanta voluntad puesta no solo en aprender otra lengua sino en "aprehenderla" ha logrado desestabilizar mi forma de escribir, mi organización de ideas, mi libertad de expresión.
Y ya sabemos que las lenguas no son sujetos de derechos ni responsables de nada sino los que por sus propias cuestiones les atribuyen "poderes de redención" de no sé qué invento de turno que declaran ejercer.

Pero sigo observando y como no comulgo con lo de "mira y calla" que tanto ha calado en el pueblo mallorquín lo de ver pero lo de VER con mayúsculas me trae más de una incordia.
Veo y luego pienso... o mejor dicho... veo, escucho, palpo, huelo, pienso y luego denuncio.

Lo de cultivar la sensibilidad es una tarea de locos en un mundo donde los impertérritos abundan, pero abundan de verdad, no es cuento. ¿Serán las drogas? seguramente un pequeño grupo de inconmovibles lo sean por estar bajo los efectos contínuos de algunas drogas pero no podemos engañarnos, ni siquiera con la generación Y.
No ver, no enterarse, no reaccionar, ni tampoco accionar, no opinar, no moverse, permanecer en el anonimato hasta que convenga, en definitiva estar más cerca a ser un vegetal que un sujeto propio de nuestra condición humana.

Pero de tanto intentar ver me estoy quedando "ciega".
De tanto escuchar barbaridades mis oídos se vuelven sordos y mi boca empieza a sellarse.
No me gusta mi transformación.
Sé que deviene supervivencia pero a costa de ¿qué precio?

Así que mi estupefacción es real, contundente.
Y ahora silencio que aparece como un puente hacia otros lugares que espero sean más amables y menos contundentes.
Añoro los puntos medios, los equilibrios alcanzados fuera de este espacio-tiempo. Todo es extremo aquí.
Mejor callar, mejor no ver para no recordar.
Me impregno de lo que más odio.
Es el momento de gritar...espero que alguien logre escucharme.
Cecilia Hadad (desde Mallorca)

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.