Poesía-Narrativa-Ensayo-Agenda Cultural-Concursos Literarios-Talleres de la Ciudad-Entrevistas. Contáctanos a rosarioescribe@yahoo.com.ar

Proyecto Literario

Para publicar

Manual de Publicación

Radio Blog Club

Sindicación

Dejanos tu comentario


Contador de visitas

Eterno Homenaje

    HTML

Estadísticas

Alojado en
ZoomBlog

Encuesta

¿Cuál es el género literario que más te gusta escribir?
Narrativa
Poesía
Ensayo
Dramático o Teatro
Ver Resultados

Entrevista al escritor colombiano Rómulo Bustos Aguirre

Por Rosario Escribe - 8 de Octubre, 2007, 18:54, Categoría: XV Festival Internacional de Poesía

¿Cómo se acercó a la literatura?

Cuando me hacen esa pregunta yo suelo recordar un estante que había en mi casa, un estante muy pobre, mi padre había sido librero, no un gran librero, tenía una librería pequeña en una ciudad pequeña. Él no era un hombre exactamente ilustrado pero le gustaban los libros, al fracasar la librería todos nos mudamos de una ciudad que es Barranquilla a un pueblito llamado Santa Catalina, entonces los restos que quedaron de esa biblioteca quedaron en un estante y ahí comencé a leer; yo creo que mi trata con la literatura y la conciencia posterior de ser un escritor surge del trato con esos escritores. Creo también que el temprano acercamiento a una novela que primero se la oí contar a mi padre y luego yo la leí me dejó una impresión muy particular y puede que ahí esté la génesis, es decir la tendencia mía hacia una literatura de tipo metafísico y de preocupaciones religiosas que probablemente no están muy a la orden del día. Creo que la poesía es una manera de irse conociendo a uno mismo, para mí es importante, cuando estoy en estado de confusión que son muchísimos y quiero saber que soy,  yo voy al libro que he escrito y lo leo y llega un punto que digo aquí estoy.

¿Cuáles son sus obsesiones como escritor?

La muerte de Di-s es mi única obsesión, no tengo otra, va tomando apariencias y variaciones, esto que estoy diciendo ahora con tanta desfachatez, me costó mucho decirlo cuando comencé a escribir, de hecho me costó mucho esfuerzo titular mi primer libro porque yo estaba en un contexto donde todos mis compañeros de escritura éramos marxistas, pero ya el marxismo comenzaba a entrar en crisis y era una cuestión compleja que fui interiorizando y comencé a sentir que no podía escribir como lo hacía antes, es decir, escribir de las luchas estudiantiles, de las luchas obreras. Tenía que buscar otra literatura y así surge esa literatura que es más de tono metafísico dentro de mí. En mi primer libro aparece de manera directa la obsesión, pero en el segundo libro no, hay un viraje hacia la poesía amorosa, que fue un experiencia real, física que llegó, avasalló, arrasó y tuvo que dejar su testimonio en el libro. Pero aún así en ese libro el objeto amado, la experiencia amorosa hace tránsito por elementos de tipo religiosos, el ser amado es una especie de Di-s frágil pero es un Di-s finalmente.

Si tuviera que mencionara un escritor latinoamericano, ¿a quién elegiría por su obra?

Me siento en estado de decir Jorge Luis Borges porque siento que fue una impronta definitiva en ese proceso que les estaba comentando, pero también podría decir otro argentino que me interesa mucho y que es Roberto Juarroz, me encanta esa depuración de su palabra, me encanta que es una poesía que en medio de tanto cinismo apunta hacia un centro, que de alguna manera aunque oscilante es reconstructivo, eso me gusta de él. Estando acá he descubierto que le debo mucho a la literatura argentina.

¿Qué cree que le aporta festivales de esta características a la literatura?

Yo tengo una cierta inquietud por los festivales de poesía en general, no es que asista mucho a festivales de poesía y no estoy muy seguro de la efectividad de ellos, pero sirven para que la poesía circule y eso es importante porque la poesía en este momento es la Cenicienta, las editoriales no tienen  ningún interés en la poesía, entonces necesita ciertos espacios de circulación como son las lecturas y los festivales.  La lectura de poesías es un hecho personal, yo soy un mal oyente de poesías, me quedo pensando en otras cosas mientras las leen. Hay una cosa extraña porque la poesía está hecha para ser leída en vos baja, no para espacios públicos, y sin embargo no le ha quedado otro camino que acudir a los espacios públicos para poder sobrevivir y llegar a cierto lector, al lector que gusta de la poesía.

Permalink :: 18 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.