Poesía-Narrativa-Ensayo-Agenda Cultural-Concursos Literarios-Talleres de la Ciudad-Entrevistas. Contáctanos a rosarioescribe@yahoo.com.ar

Proyecto Literario

Para publicar

Manual de Publicación

Radio Blog Club

Sindicación

Dejanos tu comentario


Contador de visitas

Eterno Homenaje

    HTML

Estadísticas

Alojado en
ZoomBlog

Encuesta

¿Cuál es el género literario que más te gusta escribir?
Narrativa
Poesía
Ensayo
Dramático o Teatro
Ver Resultados

Julio del 2007

Nocturno de la estatua...POEMA POLIFÓNICO

Por Rosario Escribe - 31 de Julio, 2007, 22:24, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

Poema polifónico creado e interpretado por los integrantes del Taller de Literatura de la Casa de la Poesía. Coordinado por la prof. Vicky Lovell.

Esta cita como punto de convergencia de tres tiempos; el ahora es posible porque el antes trazó su huella en el derrotero del futuro.
No hay extrañamiento sino un simple extrañar para aquellos que  experimentaron las vivencias compartidas en nuestro taller que mudó de escenarios, de actores; pero la premisa se fortificó, se  convirtió en un desafío; en estos tiempos de destrucción es necesaria la mirada que contemple el mundo. “No todo es  vigilia la de los ojos abiertos”, nos recuerda Macedonio Fernández.
En el reiterar algo hay inacabado, no clausurado. Utilicé el mismo primer párrafo para prologar la lectura del taller en diciembre de 2006. Aquello que creíamos un cierre de año fue en realidad la génesis para  la lectura de esta noche. La música de la poesía; el poema polifónico; improvisaciones sobre una tonalidad, una base poética: un nocturno del mexicano Xavier Villaurrutia  quien integró el grupo vanguardista mexicano llamado “el grupo sin grupo” fue su figura principal y junto con otros jóvenes intelectuales  publicó entre 1928 y 1931 en la revista Contemporáneos.
El tono del poema elegido condice con la forma del nocturno: composición musical breve relacionada con los estados anímicos, cultivada a partir del romanticismo, de acuerdo a la definición del  Diccionario de la Real Academia Española.
Este nocturno de Villaurrutia genera una atmósfera onírica, una arquitectura desolada, tanto en el lenguaje como en las imágenes; cercana a la pintura de Giorgio de Chirico o de Magritte.
Las intervenciones poéticas de cada uno de los integrantes del grupo exigía para este trabajo una minuciosa reelaboración, una improvisación de las líneas del poema,una expansión
de significaciones, fugas y regresos hacia la arquitectura intangible del sueño.

Voy a nombrar por orden de aparición a quienes participan de este Poema Polifónico:
Lisandro Palaversich, María Emilia Padinger, Ruth Maiorana, Eduardo Bonfatti, Pablo Padial Juan Pablo Martínez, Ignacio Amillategui, Patricia Donet, Germán Tessmer, Sandra Mendizaba, Teresa Barrios
Muchas gracias por acompañarnos esta noche.
Coordinadora del taller: profesora Vicky Lovell

Nocturno de la estatua

Soñar, soñar la noche,
La calle encendida, incendiada
Soñar con entrar al fuego y salir vivo
Y otro y nuevo

Soñar, soñar con ella toda abierta,
Abiertos los ojos, las manos,
Las venas,
Ella un puro vacío,
Toda boca, toda ausencia,
Ella toda sexo, una sangre
Roja, rota, mordida,
Herida de muerte

Toda ella en silencio

Soñar, soñar la noche, la calle, la escalera
Y el grito de la estatua buscando otra boca
En donde anclar su miedo
Y duele el grito arde quema
Se desangra impaciente en los ojos
Hasta ahogarse en las sombras
Sordas de mi sueño.
Leer más

Permalink :: 11 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

¿Y ahora qué?

Por José Alberto Vatalaro - 31 de Julio, 2007, 22:13, Categoría: Narrativa - Casa de la Poesía

Sí, ya sé lo que estás pensando Negro: “ahora, ahora… me chupan bien las bolas”. Y nos dejaste así, haciendo chilenitas en los yuyos, como dice un amigo cordobés que no es Crist.
Los muchachos gritaban “el Negro no se va, el Negro no se va”, y vos te fuiste a la mierda, y te lo digo así, poniendo énfasis en la erre para darle fuerza a la palabra como vos nos enseñaste a todos, Saramago incluido.
¿Sabés qué pasa Negro?, pasa que estoy con bronca. Sí Negro, con bronca porque no tenés derecho. Los tipos como vos no tienen derecho a morirse. Yo sé que nunca te guardaste nada, que dijiste todo e hiciste lo que querías hacer. Pero esto de morirte así nomás no, esto es muy difícil de soportar Negro. Hay ciertas cosas que debés preguntarlas antes. Si te sobran amigos para consultar, ¿o no?, tenés tantos amigos que ya no caben en las calles.
 Pero claro, vos que sos un canalla patológico, te largaste solo. Por las tuyas nomás y nos dejaste a todos mirando el cielo como pelotudos esperando a los loros que nos traigan noticias tuyas. Y digo pelotudos marcando bien la letra “T”, siguiendo tus consejos. Ni Mendieta, que es un sabio, alcanza a comprender esto que hiciste.
Encima elegiste el día perfecto para dejarnos: el 19. Mirá vos, justo el 19. Y como si fuese poco, víspera del Día del Amigo. ¿Te parece justo Negro?
Ya sé que te estás riendo como un loco. Por eso no te voy a decir más que sos un escritor de la puta madre, ni un dibujante humorista como pocos ni nada de eso. Ni un genio, un maestro o el rosarino con más talento. Basta de elogios. Tampoco que sos un gran tipo, amigos de los amigos y muy querido por todos ¡No señor!, me niego a decirte nada de eso. Porque estoy con bronca, ya te lo dije.
Estamos todos hechos bolsa. Como Inodoro, que ahora no sabe qué hacer con su vida. Si hasta Boogie y la perversa Amapola Vanderhoeven andan llorando por los rincones. ¿Sabés qué Negro?, ni tus personajes pueden hacer que te olvidemos. Si vos mismo sos un personaje. Y lo sabés Negro… lo sabés muy bien.
Hemos leído todo lo que escribiste y te editaron. Porque vos Negro, cuando escribís, nos hacés reír de verdad y, como si fuese poco, muchas veces nos dejaste pensando. Nunca pretendimos encontrar en tu pluma nada que trate sobre el tema: “los enigmas del ser y la ilusión de la inmortalidad basados en un análisis científico”, claro que no. Pero, sabés algo Negro, encontramos mucho más que eso.
Porque tu palabra tiene el encanto del aquel muchacho de barrio que sabe lo que quiere. Te escuché decir una vez que tu trabajo ha sido siempre vocacional y gratificante por lo que lo considerabas un cable a tierra. Te llamaste a vos mismo: “un tipo privilegiado”.
¡Qué canaya!, con “Y” como a vos te gusta.
Ahora que lo pienso mejor, creo que lo mío no es bronca sino tristeza. Mucha.
Te voy a extrañar demasiado Negro.
Demasiado.
 
José Alberto Vatalaro
Casa de la Poesía. Taller Literario para Adultos
Prof. Celia Fontán

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

APARENTES NEGLIGENCIAS

Por Rosario Escribe - 31 de Julio, 2007, 22:10, Categoría: 5.PALABRISTAS

Aparentes negligencias
diría el hombre de la memoria
Conceder la mente ambigua
no tendría sentido
Seguir limpiando páginas de un libro ya absorto
engañaría mi conciencia
por querer ser quien no soy
quien nunca seré de este lado
todo quedará dentro
y mi misión
desertaría en el crepúsculo
No se puede contener al mar
condición de lo real
es la simpleza de lo absurdo

Bajando hacia el río perfume
¿quién dijo que la sal
acunaría mi angustia
y dejaría que el niño
apoyara su cuerpo sobre la mesa?
es todo cuestión
de querer asombrar
tener un lugar
un tiempo
dejar que todo se diluya
en la sal de aquel río perfume
sería como despertar
como azotar al niño…
ya ves que si el problema se diluye así también,
la vida se vuelve corta
es que nunca has escuchado
un pedazo de amanecer
en un banco de plaza…
nunca quisiste
que nadie vea que lloras
que si el río se hace eterno
nunca llegarás

Perder el tiempo
es perder la vida

Por Delfina Goldaracena (16 años)

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

TIEMPO EFÍMERO

Por Rosario Escribe - 30 de Julio, 2007, 18:19, Categoría: 5.PALABRISTAS

Cristina Domenech, poeta y escritora, es madre de Delfina Goldaracena, una de las adolescentes fallecidas en el accidente del Colegio Ecos. El 8 de octubre cuando regresaban de un viaje solidario en el Chaco, murieron 9 chicos del Colegio Ecos y su profesora, en un accidente en Santa Fe. Un camionero alcoholizado los chocó de frente. "Dejó en evidencia la fragilidad de la seguridad de nuestras rutas: una ruta del Mercosur, que es de una vía, sin banquinas, con peajes y controles de alcoholemia que no existen".
Cristina estará en Rosario en el marco de la Semana de las Letras y la Lectura que se realizará en el Círculo. Además presentará el libro de Delfina "Tiempo Efímero". Según la escritora "Delfina Goldaracena tenía 16 años y era una poeta superlativa. Ella estaba armando su primer libro pero nos dejó esta triste tarea a nosotros, los que tanto la admiramos en vida".
La venta del libro está destinada a hacer una obra en la escuela del Chaco, El Paraisal, de donde regresaban Delfina y sus compañeros en el momento del accidente.

TIEMPO EFÍMERO
Como arena
proyectando lo infinito
dejo que el agua
tonifique la sangre
(fascinación macabra)
Madre, descansa tu mirada
La niña elegirá sus colores
y te llevará a volar
de la mano
para que juntas
cultiven
una y otra vez
lo absurdo
lo irreverente
dejando que los juncos
absorban los años
y el río
los imbuya entre las aguas

Y que el tiempo evapore
la memoria
entre sus manos

Regalo de cumpleaños a Cristina Doménech  21/06/2006
POR Delfina Goldaracena (16 años)

Permalink :: 8 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Entrevista a la escritora Rosi Mendicino

Por Rosario Escribe - 30 de Julio, 2007, 18:07, Categoría: 8.TALLER EL LIBRO DE ARENA

 "El poder mostrar lo que se produce en los talleres al público en general aumentará la concurrencia a los mismos, favorecerá la lectura y el acercamiento de la actividad literaria a más personas"

La escritora Rosi Mendicino coordina el Taller de Narrativa que se dictá los días sábados en la Librería Buchín. La literatura para Mendicino es como un juego, analogía que permite pensar la literatura desde los diferentes matices que subyacen en ella. Juego y recurso que según la narradora permiten modificar la realidad, redefiniéndola infinitamente. Por otro lado destacó la importancia de un espacio que permita establecer la interacción entre los diferentes talleres, porque permitiría "relacionarse, intercambiar experiencias, abrirse para sumar".

*¿Qué es la literatura en su vida? ¿Y cómo la definiría?
La literatura me ha dado sin pedir nada a cambio, me ha permitido viajar sin haber salido de mi casa, me ha enriquecido, ha sido mi compañera de ruta. La definiría como un juego: Jugar a como si…, también como un recurso que permite modificar la realidad, reinventarla de infinitas maneras posibles.
*¿En qué género se siente más cómoda escribiendo?
Mi género preferido es el cuento, tiene rápida resolución, creo que está acorde a mi forma de ser. He intentado con la novela, pero quedo a mitad del camino.
*¿Qué autores lee?
Leo todo lo que cae en mis manos pero elijo entre los argentinos a Cortázar , Tizón, Hernández , Saer ,Castillo Moyano .hispanoamericanos :Roa Bastos ,Galeano , García Marquez, Rivera Letelier, Felisberto Hernandez y europeos muchos , es difícil nombrarlos a todos ,Kafka , A. Dumas, algunos italianos Moravia Buffalino, Saki ,Chesterton. Me gusta mucho reconocer en el taller a los olvidados nuestros como Kordon y Mateo Booz.
*¿Para escribir es necesario tener ciertas condiciones?
Además de las ganas de escribir y el gusto por la lectura creo que hay que tener  una primera condición: estar dispuesto a reconocer los errores para poder crecer, tener mucha imaginación y disfrutar de todo el camino que se necesita para llegar a un buen texto terminado.
Leer más

Permalink :: 16 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Un cuento "no cuento..."

Por Mirta Guelman - 30 de Julio, 2007, 17:44, Categoría: 5.PALABRISTAS

El examen
   Arrodillada bajo el pedestal, escuché el veredicto:
   -Dra. Su “re-certificación” como médica es imposible, no pasó el control de calidad.
   -Carece del saber actualizado, no alcanza el deuterosaber (saber saber), explicó con paciencia un profesor.
   -Usted no utiliza los instrumentos para un diagnóstico certero: no se coloca guantes para captar la realidad virtual, ni los que sirven para evitar la contaminación emocional, pretende palpar con los dedos desnudos, dijeron subiendo de tono.
   -No usa anteojos para la visión “pre-genética” y expone su olfato por falta de barbijo, agregó el más alto.
   -Convoca a toda la familia para la anamnesis, eso requiere espacios no acordes con la realidad asistencial.
   Las críticas se sucedían interminablemente y cada vez más lejana, escuchaba la voz que preguntaba sobre el lugar que escondí mi intercomunicador celular.
   ¡Lo más grave! (gritaban al unísono), ¡Le canta a los pacientes!  ¿Como procesamos esa información? ¿Es Ciencia o Arte?  Usted confunde los límites. Es una banalización de nuestra medicina.
   Intenté una defensa, pero ya era tarde, sólo atiné a preguntar con dificultad (las cuerdas vocales, empastadas por la tristeza no me respondían) :  Ahora  ¿qué hago?. Hace un cuarto de siglo que aprendí TODO ESTO, y no sé hacer otra cosa…
   Nuestro rol no es ayudarla, solo EVALUARLA, respondió secamente el profesor. En todo caso recurra al departamento de MORTALIDAD… Miles de visitadores médicos se acercaban susurrando: -con este producto doctora, -no con eso, -mejor utilice dos,
-si nos ayuda le encontraremos una salida…Se multiplicaban y me alejaban cada vez más del profesor que sentí más cercano. Mi esperanza se desvanecía. Por suerte el corazón latió con tanta fuerza que logré abrir los ojos y la pesadilla terminó.
   Ese día, sin embargo, tuve mucha taquicardia, indudablemente la noticia del diario me había impactado: “ El  Dr. Fabertodo, dijo que los médicos deberán rendir un examen cada cinco años, para probar que conservan su nivel profesional”. “Como en EEUU…
(continuaba la noticia, haciendo referencia a nuestra diferencia con los países más desarrollados). Sentí deseos de responderle, dialogar, explicar…; pero ¿cómo?, ¿dónde?, quién era yo?  Recordé haber leído sobre el tema a Foucault, lo busqué, estaba subrayado, indudablemente mi preocupación era anterior. “El examen combina las técnicas de la jerarquía que vigila y las de la sanción que normaliza. Es una vigilancia que permite calificar, clasificar y castigar. Establece sobre los individuos una visibilidad a través de la cual se los DIFERENCIA Y SANCIONA. En él, se unen la ceremonia del poder y el despliegue de la fuerza”.
   Envalentonada por la argumentación, escribí una carta, la dirigí al Profesor Fabertodo y la llevé al diario que había publicado la noticia. Esperé… Pasaron meses, la carta obviamente no se publicó, ni llegó jamás a leerla el profesor. Si hay algo difícil de desarmar en esta vida es el Poder, no pretendía hacerlo, sólo que conozca los mecanismos autorreguladores que utilizamos acá: la interconsulta, la derivación, la lectura de revistas o libros, la responsabilidad que tenemos la mayoría y otras cosas más. Pero sobre todo le había transcripto el informe del Profesor J. Muir Gray, del Lancet de 1986: “La formación médica continua es actualmente una importante industria ”. “Las organizaciones de revisión de títulos, son también un gran negocio…”
   Pienso: si hago un cuento, transitando el repliegue de la “inferioridad”, tal vez, alguien lo leerá…

   Mirta Guelman (pediatra)
   en la solapa educación de: www.mirtaguelman.com.ar

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Poetas del Tercer Mundo

Por Rosario Escribe - 29 de Julio, 2007, 17:46, Categoría: 4. AGENDA CULTURAL

El próximo lunes 30 de julio a partir de las 20.30 horas en el Resto-Bar Tercer Mundo Rioja 1089, casi esquina Sarmiento, continuará el ciclo de lecturas de poesía "Poetas del Tercer Mundo". En esta oportunidad el encuentro contará con la presencia de los escritores: Juan Pablo Angelone, Mariana Vacs y Marcelo Cutró.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MERCADO

Por Sandra Mendizaba - 26 de Julio, 2007, 21:56, Categoría: Poesía - Casa de la Poesía

El anunciante
se ha dormido.
Se ha escrito
la vereda
de las manzanas
por centavos.
El cajón de frutas
es el económico
descarte,
es el de la izquierda.
Niños, roban
naranjas.
Abuelas,
discuten
el precio.
Verduleros,
llenan su mirada
de todo lo que 
comprarían
y no alcanza.
Todos habitan
desesperados
el griterío,
el sudor,
el amanecer,
el verdor,
de sus huertas preciosas.
Carretas de frutillas
y uvas enormes.
Zapallos gigantes
como plantas.
Cuantas puertas
halla abiertas,
cuantos carros
entrarán.
Multitud, gentío
donde los enamorados
se besan.
Se besan
los abuelitos.
Besa mamá
a su hijito.
Besa, mejor dicho no besa,
patrón a su empleado,
mas vale le da unas monedas
de oro y lo despide.
Que gracias,
que por hoy
está bien.
Que yo me voy ,
dice un señor,
ya cierra.
¿Cómo que ya cierra?
y yo no compré ,
dice una señora.
Y así entre palabreríos
besos,dinero,frutas
se les pasa el día
preguntando
¿quién era? ,¿a qué venía?

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Semana de las Letras y la Lectura en el Círculo

Por Rosario Escribe - 26 de Julio, 2007, 14:41, Categoría: 4. AGENDA CULTURAL

El CICLO DE POESIAS del TEATRO EL CÍRCULO presenta SEMANA DE LAS LETRAS Y LA LECTURA - Encuentro de poesía, del 6 al 12 de agosto de 2007, al que asistirán reconocidos poetas argentinos y extranjeros.

Presentación
La Semana de las letras y la lectura, encuentro internacional de poesía, tiene por objeto crear un espacio que produzca el cruce de voces y poéticas, entre poetas argentinos y de otras nacionalidades, poner de manifiesto los alcances de la palabra e incentivar la lectura. Para ello hemos programado, lecturas, conferencias y mesas de debate. El programa incluye también una serie de actividades diseñadas para el alumnado primario y secundario de nuestra ciudad y alrededores con el propósito de acercar a los jóvenes a los autores y a la lectura a través de lo que denominamos "poesía viva".

Organización:
*Teatro El Círculo
Presidente: Guido Martinez Carbonell
*Ciclo de Poesía
Coordinador: Héctor Berenguer
Colaboradores: Fabiana Alonso, Mercedes Roffé (Nueva York), Clara Janés (Madrid) y Luciano Savoretti

Para más información ingrese a http://www.semanadeletrasylectura.blogspot.com/

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Papeles de Boulevard

Por Rosario Escribe - 26 de Julio, 2007, 14:15, Categoría: 4. AGENDA CULTURAL

El día trece de agosto a las 19.30 en La Favrika (Tucumán 1816, Rosario) se presentará un nuevo sello editorial rosarino: Papeles de Boulevard, conjuntamente con sus primeros cinco libros:

Manual del agua, Nora Hall

Desde el hastío, Victoria Lovell

Otra vez/labranza, Mercedes Yafar

Estación de animales buenos, Alejandro Pidello

Memorar, Armando Raúl Santillán

Papeles de Boulevard agradece a Ricardo Cinalli,  Patricia Frey,  Elba Nalda Querol, Pablo Di Masso y Aldo Ciccione - Chacal que hayan aceptado formar parte de la colección con las obras que ilustran las portadas.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Entrevista a la escritora Sonia Scarabelli.

Por Rosario Escribe - 24 de Julio, 2007, 23:05, Categoría: 2.Taller de la ASOCIACIÓN MÉDICA

"Ejercitar la lectura individual y grupal de la producción propia y ajena, como una manera de tomar conciencia de los problemas y posibilidades que ofrece el lenguaje"

La escritora Sonia Scarabelli coordina el Taller de Escritura de la Asociación Médica de Rosario. El mismo se dicta los días sábados de 10 a 12y30hs. Dialogamos con ella acerca de  la literatura, sobre los talleres literarios como espacios de escritura y lectura, según Scarabelli los talleres permiten "afinar la reflexión en torno a la propia escritura, en íntimo contacto con la escritura de otros".
Por otro lado nos comentó su opinión en torno al proyecto del weblog literario Rosario Escribe, "lo hace particularmente interesante es que ofrece la ocasión de mostrar y hacer públicas las producciones de los participantes en los distintos talleres. La publicidad de una producción es una instancia que sin duda contribuye a su crecimiento", aseguró la poeta"

*¿Qué es la literatura en su vida? ¿Y cómo la definiría?
Mi relación con la literatura es algo iniciado en la infancia, fundamentalmente a través de la lectura. Desde muy chica los libros ocuparon la mayor parte de mi atención y representaron para mí un vehículo de acceso a formas distintas de sentir, pensar y vivir; una puerta de entrada a otras experiencias humanas tanto como a una conciencia distinta de la propia. Esto es así aún hoy. El deseo de escribir llegó como una cuestión temprana también, y estrechamente unido a la lectura. Este par lectura/escritura está, hoy por hoy, indisolublemente fundido en mi relación con la literatura.
*¿En qué género se siente más cómoda escribiendo?
Poesía.
*¿Qué autores lee?
Leo, en general, todo lo que puedo, y en relación con intereses muy variados; siempre a muchos autores argentinos e hispanoamericanos. No sólo leo autores de ficción o poesía; también me interesan las lecturas a las que puedo acceder en el terreno de la filosofía y escrituras provenientes de distintos campos del saber.
*¿Para escribir es necesario tener ciertas condiciones?
Como toda práctica demanda tiempo, dedicación y compromiso.
*¿Qué herramientas brindan los talleres literarios?
Son espacios que permiten, para quien lo desee, afinar la reflexión en torno a la propia escritura, en íntimo contacto con la escritura de otros.
Leer más

Permalink :: 20 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Un poema antirracista

Por Jeff Lynne - 24 de Julio, 2007, 21:23, Categoría: 5.PALABRISTAS

VINOS Y PREJUICIOS

Aparten de mí ese cáliz.
La blanca copa oligárquica.
Beban los muertos vivos la roja sangre
de uvas negras pisoteadas.
Sueño una vida en colores.
Negras uvas y uvas blancas, en la hermandad del racimo.

No hacen daño las buenas mezclas.

Sueño una viña de cepas entrelazadas.
Como en las fotos de antaño,
ver color sepia al racismo.
Saberlo extinto. Sentirlo añejo.

Ex-blanco,
desgarro mi piel en procura de la noche.
Sólo por verla fluir, siembro vida entre las vides.
Cosecho verdor esperanza.
Soy Dionisio. Soy Luther King.
Me declaro ebrio de todos los colores.
Me confieso traidor a mi propia raza.

Juan Pablo Angelone

                                                            Rosario; 1967

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Vinos y prejuicios

Por Juan Pablo Angelone - 24 de Julio, 2007, 21:13, Categoría: 5.PALABRISTAS

VINOS Y PREJUICIOS

Aparten de mí ese cáliz.
La blanca copa oligárquica.
Beban los muertos vivos la roja sangre
de uvas negras pisoteadas.
Sueño una vida en colores.
Negras uvas y uvas blancas, en la hermandad del racimo.

No hacen daño las buenas mezclas.

Sueño una viña de cepas entrelazadas.
Como en las fotos de antaño,
ver color sepia al racismo.
Saberlo extinto. Sentirlo añejo.

Ex-blanco,
desgarro mi piel en procura de la noche.
Sólo por verla fluir, siembro vida entre las vides.
Cosecho verdor esperanza.
Soy Dionisio. Soy Luther King.
Me declaro ebrio de todos los colores.
Me confieso traidor a mi propia raza.

                                                                     

                                                           

                                                          Juan Pablo Angelone

                                                              Rosario; 1967

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

en el cielo las estrellas...

Por seldonito - 24 de Julio, 2007, 9:55, Categoría: 5.PALABRISTAS

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Al Negro con cariño

Por Guille Appendino - 23 de Julio, 2007, 22:19, Categoría: 5.PALABRISTAS

Desde siempre admiré al Negro Fontanarrosa, desde muy chico, para ser mas preciso, desde que leí el primer libro de mi vida que fue uno de él, (el área 18).  Siempre me sorprendió de él (aparte de su talento humorístico)  que fue una persona que por más que haya recibido una cantidad descomunal de elogios, homenajes y reconocimientos,  siempre permaneció humilde y jamás se agrandó, y contradictoriamente esto habla de su grandeza y de la enorme persona que fue, y así haciéndole honor a la frase de Inodoro Pereyra cuando afirma que "no hay argentino pequeño";  Lo que si hay pequeños, son homenajes, y  este es uno de ellos, un desproporcionado tributo que quise hacerle, ya que es un muy pequeño homenaje para un negro gigante, en el cual le dedico este cuento de la Tía Martina contado por  Roger Thomas en una misa fúnebre, y que es, también, un consuelo para los que nos quedamos sin él.

Largamente entrada en los ochenta, Martina mandó a llamar a su amigo y confesor, el padre Ramiro.  El sacerdote amaba a esa tierna anciana que tanto le había ayudado en la parroquia cuando él había llegado al pueblo veinte años antes.  Desde la puerta la vio distinta, menos movediza, más circunspecta y ofreciéndole una silla frente a ella.

El asunto debe ser grave si quiere que me siente para escucharla, pensó. 

-¿Le pasa algo, Martina?-se animó a preguntar.

-Nada importante, padre-dijo la tía-.

Estuve con el Dr. Gutter y me ha dicho que algo parece haberse complicado gravemente en mi corazón y él no recomienda una operación, dada mi edad…

Me quedan cuando mucho seis meses de vida, quizás menos…

-¿No podríamos hacer alguna consulta más?-agregó Ramiro-.Quizás en la Capital…

 -No, padre.  Yo sé que su diagnóstico es certero, ya venía mi cuerpo avisándome.

-Rezaremos juntos.  Quizá, con la ayuda de Dios, sea sólo un susto-dijo el curita, tomando sus manos.

-Gracias padre, pero no lo llamé para evitar esta contingencia sino para prepararla.  Quiero pedirle algunas cosas para mi funeral.  ¿Las hará por mi?

-Cuando llegue la hora, si yo estoy allí, puede usted contar con lo que desea.

¿De que se trata?

-Quisiera pedirle que se encargue de que haya una pequeña ceremonia sin demasiadas palabras, un poco de jugo de frutas y café.  Quizá alguien podría cantar el Ave María de Gounod, no el de Schubert; y quisiera que usted ponga en mis manos dos cosas, antes de que cierren mi féretro…

-De acuerdo, Martina.  Cuéntame cuáles son esas dos cosas y luego deje de pensar en su despedida y concéntrese en el tiempo que le queda por vivir.

-En la derecha-siguió Martina-quisiera tener la Biblia que me regaló mi madre…En la izquierda quisiera tener esto…-y dándose la vuelta sacó, de un cajoncillo, lo que parecía un simple tenedor de un antiguo juego de cubiertos de mesa.

-Perdón, Martina –preguntó sorprendido el cura- ¿Un tenedor?

-Si.  Es del juego de mesa de mi casa de la infancia.  Lo guardo desde entonces pensando en este momento.

-Así se hará. Pero, ¿podría contarme algo más sobre este deseo? Alguien podría preguntar la razón…

-Espero que pregunten y si no lo hacen espero que usted les cuente esta historia –dijo Martina-.  Le contaré: Cuando yo era niña, en mi casa no había demasiado dinero para cocinar grandes cenas, sin embargo en algunas ocasiones especiales, navidades, cumpleaños de bodas, aunque no en todas,  mi madre y sus hermanas cocinaban manjares, sin medir los gastos. En algunos de ellos al retirar los platos de la comida principal mi madre o mi tía nos decían al levantar los trastos sucios: "Quédense con sus tenedores, niños".  Y esto tenía un solo y maravilloso significado, tendríamos un postre especial. No sería una gelatina, ni flan ni algún simple helado (no se necesita tenedor para comer esos postres), sino un plato especial: la exquisita torta de chocolate de Tía Emma o quizá la maravillosa tarta de manzanas y frambuesas de mi madre.

Cuando nos avisaban que debíamos conservar nuestro tenedor sabíamos que lo mejor estaba por venir.  Y eso es exactamente lo que quiero que usted les haga saber a todos los que estén allí, padre, recordando los buenos momentos que compartieron con esta anciana, como se suele hacer.  Alguno preguntará por qué hay un tenedor en mi mano,  y usted les contará mi historia para que todos se enteren de que quería estar preparada, que yo sabía que lo mejor…el postre de este exquisito banquete que fue mi vida, está por venir.

Seguramente el negro, esta disfrutando de su exquisito postre, jugando un partidito a la pelota o revolviendo algún café en una mesita contra el vidrio de la ventana de algún bar del cielo, junto a algún amigo que hacía rato que no veía, y poco a poco ir formando una nueva "mesa de los galanes",  ya que como le pregunto un periodista de Clarín en una entrevista en abril del 2006:

-Supongo que tu Paraíso tendría canchitas de papi?

-(contesta el negro) "A mí no me va eso de nirvana o los jardines con minas tocando la flauta. A los dos días ya te querés cortar las pelotas. Al Cielo le pondría canchitas y un par de bares, porque en el bar estás en tu casa y a la vez estás balconeando la calle".

Estoy seguro, negro, que en este momento en cambio de estar "mal pero acostumbrado", debés estar "bien y acostumbrándote", y así, como bien merecido lo tenés,

Disfrute del postre maestro….                                 

                                                                                                    Guillermo Appendino

                                                                                                              

 

                                                                                                       

Permalink :: 11 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Ese Pasado Corporal

Por ZULMA LILIANA SOSA - 23 de Julio, 2007, 21:05, Categoría: 5.PALABRISTAS

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

LA SELVA

Por José Alberto Vatalaro - 23 de Julio, 2007, 20:17, Categoría: Narrativa - Casa de la Poesía

Camino rumbo a casa con la cabeza gacha. Está nublado y hace frío. Voy mirando las baldosas de la vereda, rotas y húmedas. Puedo escuchar claramente los ruidos de la calle: palabras, motores, bocinas, pasos, frenazos, sirenas, voces de gorriones.
Me levanto la solapa del abrigo y caliento mis manos en los bolsillos. No llevo prisa. Todo es color gris esta tarde.
En la esquina veo a un nene con mocos. Sucio, andrajoso. Tiene el cuenco de su mano mirando hacia arriba. Pide. Me detengo a observarlo. Parece que nadie repara en él. Saco una moneda, la guardo. Sigo mi camino.
Cruzo la calle por la senda peatonal que imagino un puente. Tal vez del otro lado encuentre un mundo mejor. Pero no. Todo es igual. Yo soy igual.
Escucho la voz del canillita, del florista y del lustrabotas. La selva está despierta, respira, vive. Todo es color gris esta tarde.
En la esquina veo a una nena. Sin mocos pero sucia también, y harapienta. Está descalza. Debajo de la pollera le cuelgan dos piernitas flacas. No pide. Sólo mira al cielo. Tiene los ojos clavados en la nada. ¿Qué pensará de la nada? Me detengo a observarla. Parece que nadie repara en ella. Saco una moneda, la guardo. Sigo mi camino.
Cruzo otra vez el puente. Quiero encontrar un mundo mejor. Pero no. Enfrente es igual. Yo soy igual.
Veo al repartidor de quesos, al vendedor ambulante y al vigilante que nos mira. La selva continúa despierta. Todo es color gris esta tarde.
En la esquina veo a un perro que fue blanco. Está echado debajo de una cornisa. Sucio, maloliente. Se le cierran los ojos por el sueño. Me detengo a observarlo. Parece que muchos reparan en él. Me conmuevo. Parece que muchos se conmueven. Saco un chocolatín y se lo doy. Lo engulle de un bocado, se relame. Le acaricio la cabezota. El perro mueve la cola. Me pongo contento. Sigo mi camino.
Comienza a llover. Las gotas forman burbujas en los charcos. Entonces la selva se techa de paraguas y se agita.
Y todo sigue igual. Yo sigo igual.
 
José Alberto Vatalaro
Taller Literario para Adultos
Casa de la Poesía
Prof. Celia Fontán

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

LA NOVIA DEL NEGRO

Por Berta Temporelli - 23 de Julio, 2007, 20:09, Categoría: 5.PALABRISTAS

Ahora lo puedo confesar, yo era la novia del Negro. De ese tipo de  novia que se enamoraba de un chico en la primaria y  decía "es mi novio" aunque él no lo supiera y no nos diera bolilla. Además puedo afirmar  con celos que no era la única. Estoy segura que entre otras, Gladys Temporelli, actriz, Cristina Prates, bailarina, las primeras "Eulogias" que llevaron al teatro "Inodoro Pereyra" bajo la dirección de Norberto Campos, el "Mendieta" en la obra,  también lo amaban como yo. 
Es que Fontanarrosa nos histeriqueaba desde sus textos halagando la belleza de la mujer rosarina. Ya sexagenarias, abuelas o en edad de serlo, seguíamos sintiéndonos las hermosas depositarias de sus piropos, locamente enamoradas del Negro, 
Algunas hasta le escribieron poesías, como Marta Maderna, una nostalgiosa rosarina  con quién nos recibimos de Maestras Normales y  hace años vive en Buenos Aires. Una de las últimas veces que Fontanarrosa estuvo en esa ciudad ella, abriéndose paso a empujones y codazos pudo alcanzarle los versos que le había dedicado. El día de la partida de nuestro novio secreto Marta escribió otra  poesía que leyó  por una F M porteña.
Gracias querido Roberto Fontanarrosa por permitirnos amarte tanto. 

Tu novia secreta Berta Temporelli.  
                                       

            

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Entrevista a la escritora Celia Fontán

Por Rosario Escribe - 23 de Julio, 2007, 20:03, Categoría: 1. CASA DE LA POESÍA

“El lenguaje es de todos, todos lo compartimos, lo utilizamos, pero una persona que se interese por la literatura es porque encontró allí un camino…”

La Profesora y Escritora Celia Fontán es coordinadora del Taller literario para Adultos de la Municipalidad de Rosario. La escritora destacó la importancia de confrontar a los escritores con sus lectores, la posibilidad de interacción entre ambos actores implica un lugar de aprendizaje continuo. Según Fontán “Es muy buena la interacción porque se van confrontando, así como va a haber algunos que te digan que cosas que están bien, otros que te señalen defectos, esto es interesante porque una parte de la formación del escritor está en confrontarse con los lectores eso es duro, difícil, y el blog nos da la posibilidad de acercarse más de a poco”.

¿Qué es la literatura en su vida? ¿Cómo la definiría?
Definir la literatura es como definir la poesía, es una tarea demasiado difícil y no se si tampoco nos satisfacería en algo.  La literatura estuvo siempre presente en mi vida desde muy chica y le di mucha importancia al juego con las palabras, me fui metiendo,  pero tuve dudas y por eso incursioné en otros lenguajes como la pintura, pero me terminé definiendo con el tiempo.
¿En qué género se siente más cómoda?
Yo siempre escribí y publiqué poesía pero hace muchos años que estoy trabajando en narrativa, todavía no he terminado, me falta un poco más de tiempo y voy a sacar un libro de cuentos para adultos.  Tengo también varias novelas empezadas, tendría que ir a un taller literario (risas).
¿Qué autores lee?
Yo leo mucha poesía.  A esta altura de mi vida te digo que es más lo que releo que lo que leo. Debido al taller vivo en una especie de búsqueda constante, busco mucho los cuentos breves.  Yo personalmente lo que más hago es releer, en estos momentos leo una novela que leí cuando era muy joven y que me gustaba mucho.
¿Cree que para escribir hay que tener determinadas condiciones?
Yo creo que sí en primera instancia un interés por el lenguaje o pensar que podés poner cosas importantes tuyas en la escritura, porque no todas las personas pueden hacer ese contacto.  El lenguaje es de todos, todos lo compartimos, lo utilizamos, pero una persona que se interese por la literatura es porque encontró allí un camino, algo que le hizo una señal de que en algo congenia con el lenguaje.
Leer más

Permalink :: 35 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

CUENTO INFANTIL

Por Norberto Appendino - 23 de Julio, 2007, 20:00, Categoría: 5.PALABRISTAS

LA LECHUCITA PRECAVIDA
Había una vez, en el medio de un gran campo con pasto verde, una lechucita que vivía allí, en una hermosa cuevita que ella misma había hecho con sus uñas bien afiladas.  Todos los días salía volando de su cueva a dar una vuelta por los alrededores del campo.
Allí encontraba alguna plantita de lechuga (que era lo que más le gustaba) bajaba de su vuelo y se la comía.  Y así pasaban los días, muy felices, hasta que una tarde de verano, miró hacia el sur y vio unos grandes nubarrones oscuros que en cada instante se acercaban cada vez más…
Sin perder de vista esos nubarrones, la lechucita seguía comiendo su lechuguita junto con otros pastitos verdes que allí había, hasta que de pronto el cielo empezó a oscurecer y sintió sobre su cabeza una gotita de agua.  En ese momento se dió cuenta de que se venía una gran tormenta.
Sin pensarlo dos veces volvió rápido a su cuevita y empezó a entrar algunas hojas de pastito fresco dentro de la cueva, por si la tormenta duraba dos o más días.
De pronto se escuchó un trueno bien fuerte (BRUNNNNNN) y comenzó a silbar el viento (FFFssssss).
Entonces entró en la cueva bien rapidito y se quedó adentro durante toda la noche, mientras afuera llovía y silbaba el viento (FFFssssss) y la lechucita dormía.
Al despertarse, se dió cuenta que ya estaba amaneciendo (por la claridad que entraba por la puerta de su cuevita).
Se acomodó las plumitas y salió afuera a ver el nuevo día.  Un día radiante amanecía juntamente con nuevos brotes de la lechuguita que tanto le gustaba mezclada con algunos bichitos que también comía.

Permalink :: 17 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Otros mensajes en Julio del 2007

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.